lunes, 10 de octubre de 2011

Nunca es tarde

Nunca es tarde para volver, lo importante en sí es la vuelta. Eso mismo decía la parabola del hijo pródigo en cierto modo, aunque nunca logré entender por qué tenía más méritos el hijo que se iba y volvía mientras que el otro siempre ha dado la cara y ha pringado como ninguno. En fin...

Hacía mucho que no aparecía por aquí. He estado pensando en darle un nuevo aire al blog, pero siempre lo digo y nunca lo hago. En fín, siempre será mi objetivo.

Vengo a soltarme un poco, porque tenía ganas de reflexionar. Esto de las etapas, me trae loco. Todos sabemos lo que son las etapas, todos hemos pasado por ellas. Son procesos temporales que no duran mucho en comparación con la vida en general. Tal como vienen se van, algunas son más fáciles de superar y otras menos.
¿Quién sabe cuánto durará esto? Espero que no mucho, ¿o si? Quién sabe. Sólo aprecias algo cuando dejas de tenerlo y supongo que con esto sucederá igual.

A menudo para vivir en armonía tenemos que dejar a un lado nuestros principios o nuestro orgullo, ya que muchas personas no dan su brazo a torcer. Aprender a vivir así es vital. Si fueramos inconformistas con todo, nunca estaríamos satisfechos y serían siempre los demás los que tendrían que hacer esto.

Quiero dedicar además, a parte de a estos pensamientos sueltos, una estrofa a lo que de verdad es para mí el sentido de la vida: los amigos.
Aquí por supuesto, incluiría a todo tipo de personas sin ninguna restricción: pueden ser familiares, conocidos de toda la vida, conocidos sólo a través de Internet, ídolos, etc...
Pero lo que todos ellos tienen en común es que ahí estarán cuando más falta te haga. Esa es la condición suficiente y necesaria para definir a un amigo.
Con el día a día, he descubierto que este es el verdadero motor de la vida. Todas estas personas que me seguirían hasta la muerte son las que me permiten vivir la vida. Porque no puedes conformarte con existir, hay que vivir. Y sin esto yo no sería nadie. Nadie sería nadie. Gracias a todos por seguir ahí. El tiempo irá revelando quiénes son de verdad y quiénes no, como el viento levanta la arena descubriendo un tesoro oculto bajo ella.

Me he pasado un poco reflexionando, creo. Seguiré escribiendo y publicaré más cosas.

Y me tomaré en serio lo de remodelar el blog.

Salu2

No hay comentarios: