domingo, 12 de noviembre de 2017

Inktober 2017

Buenas a todos.

Este pasado octubre me he apuntado a hacer algo que no había probado nunca: ¡el inktober!

Debo confesar que al principio me mostraba algo escéptico al respecto. No pensaba que pudiera llevarlo al día por esa falta de tiempo tan característica mía. Pero me ha sorprendido ver que no ha sido así: he sido capaz de hacerlo. Es más, lo he disfrutado como un niño. Incluso habiendo tenido que llevar el cuaderno encima un par de días durante un viaje laboral.

Sin más dilación os presento mi primer inktober. ¿La temática? Yo. Y no, no es narcisismo, por mucho que lo parezca. Simplemente quería darme a conocer a todos aquellos que lo veían. Aquí acompañaré cada dibujo de una breve descripción, para dar más detalle.

En fin, allá voy, ¿preparados para conocerme?

1. Escribir

Bueno, qué os voy a contar que no sepáis. Adoro escribir. He empezado a escribir varios libros (lástima que sólo sea "empezado"), empecé también a escribir el diario del apocalípsis zombie, escribo mis entradas (aunque sea de mucho en mucho), etc.
Por desgracia es una afición que no puedo hacer cuanto quisiera, es por eso que todo lo que hago al respecto o no está terminado o no lo hago con mucha frecuencia, pero os puedo jurar que es algo que me encanta. Las palabras son capaces de transmitir tantas cosas... Así que no pude evitar dedicarle este primer dibujo a tal afición.



2. Conducir

Desde la primera vez embragué y metí primera he sentido auténtica devoción por la conducción. Trazar curvas, cambiar de marcha, abrir la ventanilla y sentir el aire (incluso sacar la mano como en cierto anuncio de coches)...
Me siento realmente libre cuando ocupo el asiento del piloto. Puedo transportarme allá donde quiera, disfrutando además cada kilómetro. Y también adoro la conducción competitiva. Os aseguro que soy un verdadero friki de los karts.
Este dibujo en concreto tuvo muy buena acogida entre varios amigos, quienes decían que tiene un aspecto realmente muy de cómic. La verdad es que pienso que es de los mejores del cuaderno.



3. Dibujando sonrisas

Soy una persona optimista a más no poder y tengo la manía de intentar hacer reír siempre que puedo. Realmente soy incapaz de estar serio mucho tiempo... Pero merece la pena. Ver cómo la gente sonríe es un verdadero regalo. Así que por eso he tenido que hacer este dibujo.
Y ojo a los detalles de este dibujo porque no todos han sido capaces de captarlos. Hay cuatro metáforas respecto al optimismo: las gafas de sol tienen cristales rosas, simbolizando que soy capaz de ver el mundo de color de rosa; por otro lado, en el hueco de la pared, aparecen dos vasos medio llenos (al menos para mí, habrá quien los vea medio vacíos); aparezco dibujando sonrisas (de ahí el título del dibujo) como símbolo de mi necesidad de hacer reír y por último me encuentro sentado en una nube, ya que todo me hace feliz (ya sabéis, estar en una nube). Este creo que es el más simbólico de los dibujos. Aunque como os digo, pocos han podido detectar estos "huevos de pascua".



4. Correr

Ya sea jugando al fútbol o en cualquier otro deporte, o incluso simplemente corriendo en la playa por la orilla: adoro correr a sprint. Soy una persona muy veloz desde que era pequeño, y disfruto corriendo a toda velocidad, pues es algo que me hace sentir libre. De hecho, y os voy a contar la batallita irremediablemente, cuando era pequeño era conocido en todo el colegio por mi rapidez. Siendo yo un crío de 3º de primaria, venían "los mayores" (chicos de 5º y 6º) a retarme a una carrera, en las cuales siempre me coronaba ganador. Este título me duró años, hasta que llegó un chico nuevo de Polonia a mi clase. Desde ese momento tuve un rival. Y correr se volvió aún más divertido.



5. Amarillo

Qué os voy a contar... El amarillo me pirra, ¿se nota? No suele ser el color favorito de la gente, pero es el mío. Y con creces. Una pena el dibujo, no me siento nada orgulloso de él. Apenas tuve tiempo para hacerlo ese día (coincidió con un día estresante del viaje de trabajo que os mencionaba, tuve que hacerlo rápidamente en el hotel durante la parada de 15 minutos). A este concepto querría haberle dedicado un dibujo mucho mejor, pero no pude. En lugar de eso tuve que hacer este deprisa y corriendo. Como digo, una pena.



6. Videojuegos

Una pasión que me viene acompañando desde pequeñito, especialmente por las sagas de Zelda y Mario, joyas irrepetibles de la gran N. Es por eso que quería dedicarle un día. Como podréis observar, todos los detalles del dibujo pertenecen a videojuegos de Nintendo. En el plano central aparece Luigi corriendo (mi favorito de los hermanos Mario). Le acompañan Young Link (de Ocarina of Time/Majora's Mask), Kirby y el Arwing de Starfox. De fondo he dibujado la Montaña de la Muerte, también de OoT, junto con las montañas y nubes típicas de los videojuegos de Mario. En un primer plano se ve un tanque E, típico de los videojuegos de la saga Megaman de NES. Todo guiños a los clásicos.



7. Conocimiento

O "estudiar", como pensaba llamarlo originalmente. No a todo el mundo le gusta esto. Es más, la grandísima mayoría de personas que conozco deseaban terminar sus estudios cuanto antes para empezar a trabajar y poder olvidarse para siempre de los libros, los apuntes y el contenido digital, plataformas propias del aprendizaje. Personalmente, he disfrutado estudiando la carrera. No sólo eso, sino que he disfrutado ampliando mis conocimientos posteriormente, ya sea con cursos, máster, o similares. Pienso que la vida es un continuo aprendizaje y que el cerebro es un templo. Un procesador muy potente que no vale la pena desperdiciar.



8. Nestea

Mi bebida favorita desde que era pequeño. La bebo a todas horas. Concretamente, el dibujo representa la escena del primer Nestea que me bebí. Hay más historia detrás, pero la dejo para mí mismo. Simplemente contaros el detalle de que recuerdo perfectamente que la pajita era de ese color. Así que ya sabéis, si alguna vez os encontráis a este humilde servidor y queréis agradarlo, invitarlo a un Nestea de limón bien fresquito os hará conquistarlo un poco más. Eso sí, con azúcar.



9. Lealtad

Tengo que reconocer que el dibujo es triste, me lo han dicho mucho. Pero lo que representa es algo bonito. Personalmente pienso que la lealtad es de las mejores cualidades que puede tener una persona. Y no hay ser más leal que un perro. Es por eso que representé esta escena, similar a una fotografía que posteé hace un par de años en el blog.



10. Honor

Otra cualidad muy importante en las personas, cada vez más difícil de encontrar. El honor era antes cosa de caballeros, así como la palabra y los juramentos. Hoy en día es muy fácil decir algo que no se podrá cumplir, aún a sabiendas de ello. Creo que es algo que debería recuperarse. Lo he dibujado debido a que intento ser una persona honorable, siempre manteniendo mi palabra, ya que de lo contrario pierde por completo su valor. Es muy satisfactorio que te tomen completamente en serio cuando prometes algo, simplemente por el hecho de que han podido probar en el pasado que tus promesas llegan a cumplirse. En cuanto al dibujo, es una imagen genérica que encontré en internet. Debo confesar que no tenía muy claro qué dibujar...



11. Pensar

Ojo, que no es lo mismo que estudiar, por supuesto. Durante los largos viajes de coche y autobús me di cuenta que disfrutaba pensando. Era como conversar conmigo mismo y me permitía darle vueltas a ideas y temas de toda clase. En ocasiones, mis auriculares acompañaban mis pensamientos con algo de música, especialmente en el autobús, lo que hacía fluir mejor algunos de ellos. Siempre que tengo ocasión, me gusta dedicarme a pensar con tranquilidad. Ahora incluso puedo hacerlo de camino al trabajo, mientras conduzco. Con cuidado de no desviar la atención de la carretera, claro está. El dibujo es el primero de todos que incorpora acuarelas, técnica que no se vuelve a repetir hasta el último de los dibujos.



12. Informática

Un sinfín de posibilidades. Desde que toqué mi primer ordenador a la tierna edad de 11 años, me di cuenta de lo seductor que podía llegar a ser el mundo de la informática. Sistemas operativos, aplicaciones, programación, etc. Antes tan sólo era un mero usuario, ahora me dedico a la programación de sistemas, y hoy en día no hay actividad relacionada con un PC que no disfrute. Y por supuesto, quiero aprender muchísimo más. El dibujo esconde el número 12 en formato binario, creo que es bastante evidente aún no conociendo esta codificación... Como detalle, añadir que iba a ser un dibujo completamente diferente: algo así como un marine espacial combatiendo virus en el interior de un PC, mientras que ventanas de Windows circulaban de fondo. El problema es que por accidente manché el dibujo. Y aprovechando que no me gustó mucho, me decidí por hacer este.



13. Conocerse a uno mismo

La clave durante mi etapa universitaria, lo que me permitió conformar mi "yo", construirme como persona. Fue una época de descubrimiento. Descubrí que me gustaba estudiar, exploté mi cerebro hasta largas horas de la madrugada, pudiendo conocer donde estaba mi límite. Me volví un hombre completamente teórico y traté de llegar siempre a los fundamentos, no a absurdas memorizaciones literales. Conocí la ciencia muy de cerca y me enamoré de mi ámbito. Además de descubrir realmente quién era, qué me hacía feliz y qué tipo de gente quería tener a mi alrededor. Perdí la timidez en gran medida y potencié cuanto pude mis aptitudes, aquellas que me definían como persona, las cuales me encuentro describiendo ahora mismo a través de los dibujos que realicé el pasado octubre. Por supuesto, sigo en continuo conocimiento de quién soy, y no hay día que no intente mejorar. Os invito a probar esto mismo.



14. Star Wars

Una saga que me ha acompañado también desde crío. Desde pequeño siempre aluciné con los X Wings, los sables láser, las infinitas criaturas del borde exterior... Una saga muy repleta de encanto y que ha atrapado a varias generaciones entre sus atractivas redes. Ahora un poco destrozadas con las nuevas películas (al menos la del "despertar de la fuerza", que no me gustó mucho), pero que vivirán eternamente gracias a que se consagraron con su primera trilogía.



15. Juego de Tronos

No con tanta antigüedad como la que acumula Star Wars, pero también una gran saga. Me he vuelto completamente fan de esta serie, así como de los libros y todo el material que hay por la red acerca de la historia previa a la que se desarrolla en "Juego de Tronos". En mi opinión, y que nadie se ofenda, mejor que "El Señor de los Anillos" por su realismo, lo atractivo de su historia y el carácter ahondado de los personajes. Aunque realmente los libros superan a la serie, estoy deseando ver cómo terminan ambas líneas... ¡qué expectación! Por cierto, soy consciente del desastre que tiene la Khaleesi por cara en este dibujo. No estaba muy inspirado en ese momento.



16. Cuidar los detalles

O "detallismo", como se prefiera. Es otra cualidad importante, el saber cuidar los detalles en todo momento, ya que la gente lo agradece siempre. Saber lo que hacer en todo momento por agradar a otra persona y hacerlo sin vacilar.



17. Refrescarse

Vivo en una zona de veranos muy largos y calurosos. Tras años y años de pasar calor he descubierto el placer oculto en darse un buen baño de agua fría. Sí, ya lo sé, no hay que ser muy genio, basta con bañarse y descubrirlo. Y me he bañado en agua fría durante todos mis veranos, pero no fue hasta hace poco cuando descubrí que realmente es algo muy placentero, notar como toda la temperatura del cuerpo baja, sentir el cuero cabelludo refrescándose (que suele ser donde más temperatura hay), sentir el contacto del agua fresca, etc. Un auténtico placer. Personalmente me encantó este dibujo, aunque sea el más caricaturesco.



18. Fútbol

Mi actividad favorita, creo yo. Nunca he llegado a triunfar en el fútbol, pero tampoco me considero un mal jugador. Con los años disfruto más de él, ya que voy madurando como futbolista y juego con cabeza. He avanzado muchísimo en algunas aptitudes como la visión de juego, los pases, controles, disparos, etc. Intento aprovechar cuanto puedo de este deporte, ya que sé que en unos años no podré practicarlo al nivel que quisiera y es algo que echaré muchísimo de menos.



19. Organización

Una adicción, un problema. No puedo evitarlo. Es una obsesión por tener todo cuanto puedo organizado, ordenado y clasificado. No hasta el punto de llegar a hacer lo que se ve en el dibujo, pero si hasta límites ligeramente obsesivos. Pero bueno, no deja de ser algo que también me define.



20. Electrónica

Ya lo sabéis, hay una sección en este blog al respecto, aunque no muy rellena, pero es una afición que descubrí durante la carrera, además de mi profesión ahora mismo. ADORO de forma mayúscula el mundo de la electrónica: crimpar conectores, soldar componentes, diseñar placas, integrar circuitos, programar microcontroladores, leer datasheets, etc. Me he ido comprando componentes y herramientas con los años y he ido construyendo un laboratorio de electrónica. En mis ratos libres siempre hago algún que otro circuito. En estos momentos trabajo en el diseño de un armario eléctrico para el control domótico de mi habitación. Ya os hablaré de ello cuando termine.



21. Paso del tiempo

Debo reconocerlo, soy una persona obsesionada con el paso del tiempo. Pienso que vida no hay más que una y que debemos aprovechar cada segundo, haciendo siempre lo que nos guste, buscando hallar la felicidad y el confort. Debemos acaparar lo máximo posible cada momento y construir recuerdos agradables. Y haber dejado una huella profunda en este mundo una vez nos hayamos ido, pues necesita que hagamos todo lo posible por cambiarlo. Necesita algo grande.



22. Puesta de sol

Un regalo de la naturaleza. Menudo espectáculo. Si además puedes verlo a nivel del mar, mejor. Esos colores tan únicos formando una escena tan perfecta... Y tenemos uno al día. Siempre que puedo me siento a ver el sol caer, no me cansaría de verlo jamás. Ya lo dije un día en DeviantArt: "El cielo es un enorme lienzo donde se recrean los mejores artistas".



23. Bricolaje

Un hobby presente en mí desde pequeño. Tratar la madera, unir partes, clavar puntillas, atornillar, etc. Siempre he disfrutado mucho, supongo que por el hecho de que soy una persona muy creativa, la mayoría del tiempo estoy creando algo, ya sean dibujos, programas, muebles, circuitos, lo que sea. Empecé a comprar mis propias herramientas y desde entonces no he podido parar.



24. Pintar

Qué os voy a contar. Hablar de que me gusta pintar a través de un inktober es algo muy redundante, ¿no? Pero es la pura verdad. Años y años de dibujos a mis espaldas lo avalan. Quizás nunca llegue a ser un dibujante de cómics o ni tan siquiera un buen pintor, pero el simple hecho de dibujar es para mí una actividad muy relajante además de entretenida. Y siempre quiero mejorar. Aunque sobretodo ahora lo que me gustaría sería acabar esos proyectos que he empezado y aún no he podido terminar... Qué espinita me quitaría.



25. Comodidad

El placer de encontrarte pleno en situaciones tan simples como pueden ser ver la tele, o simplemente no hacer nada, es uno de los verdaderos placeres de la vida. Ya sea sólo o bien acompañado, ese tipo de actividades, que en otro momento pueden resultar aburridas o una pérdida de tiempo, resultan un agradable remanso en una vida tan ajetreada como es la nuestra. Y a veces nos lo merecemos.



26. Persistencia

Una actitud admirable que intento desarrollar. Siempre me ha parecido una gran cualidad, el seguir luchando con constancia por algo que deseas lograr. Nunca rendirse y siempre tratar de dar el máximo de uno mismo. Conocer los límites de uno mismo y llevarse hasta ellos. Puede que a veces me de por vencido, pero mi objetivo en la vida es lograr ser una persona persistente, que nunca deja escapar lo que puede tener al alcance de su mano.



27. Solvencia

Estoy en esa etapa de mi vida en la que la solvencia está a la orden del día. Ya no soy un niño y debo sacar mis castañas del fuego. Pero no ha sido un proceso costoso. Siempre he sido una persona muy autosuficiente y el hecho de verme envuelto en una situación que requiere mucha de esta especia nunca ha supuesto un problema para mí. Quiero crecer, madurar y convertirme en una persona hecha y derecha. Quiero aprender a ser yo mismo.



28. Libertad

¿Por qué he elegido un festival de música como símbolo de la libertad? Creo haberlo comentado en entradas anteriores, pero es en esta clase de eventos cuando me he sentido verdaderamente libre. Podía vestir la ropa más cómoda que tuviera, sin importar que a nadie le llamara la atención o me señalara. No tenía por qué preocuparme del móvil o las llaves, o de acostarme pronto porque al día siguiente madrugaba. Sólo vivir. Disfrutar de la música, la gente, el buen ánimo, el viento fresco... Sólo oír la música, alzar los brazos y saltar. Saltar hasta no poder más. Ese es el verdadero significado de libertad. No sólo en los festivales, por supuesto. También me siento libre por ejemplo en la playa, con mis amigos, durante una noche de hogueras. Ocurre lo mismo, nada de preocupaciones, sólo estamos nosotros y el mar. Y la luna nos ampara.



29. Familia y amigos

El verdadero pilar de nuestras vidas. Porque sin ellos estaríamos solos en este mundo. Nos hacen ser quien somos, ya que estamos formados por un poquito de cada uno de ellos. Siempre digo que yo soy aquello que me han hecho ser cada una de las personas que se han cruzado en mi vida, ya que cada uno ha aportado su granito de arena a la conformación de mi personalidad. Desde una persona aleatoria que haya pasado delante de mí en la calle hasta mis propios padres: TODOS, cada uno en diferente medida, han aportado algo. Y nunca tendré tiempo de agradecérselo a todos, pero desde aquí lo hago: muchas gracias.



30. Noodles

Vaya cambio, ¿verdad? Con lo profundo que venía siendo todo y ahora pasamos a los noodles. Pero es que este delicioso plato asiático se ha convertido en objeto de adicción para mí. No los probé hace mucho, hará un par de años a lo sumo, y menos mal... ¡Sino ahora mismo estaría arruinado!



31. Cádiz

Qué ciudad. Sus playas, su gente, sus calles... Estoy enamorado de esta provincia en general desde el día que nací: las puestas de sol en la playa de La Caleta, los kilómetros y kilómetros de playa de arena blanca, sus costas bañadas por el mar mediterráneo y el océano atlántico, ... Sin duda un lugar inigualable que os recomiendo visitar y al que algún día yo espero volver para siempre. Pero no sé qué me deparará el futuro. Último dibujo del inktober y segundo con la técnica de las acuarelas. Espero que lo hayáis disfrutado. El año que viene volveré a intentarlo.



Salu2.

martes, 30 de agosto de 2016

El bloc de Wemento. Capítulo 5 - Holg


Hola a todos. Vuelvo tras cierto tiempo sin publicar nada para traer un nuevo episodio de mi serie «El bloc de Wemento», concretamente el quinto.

Esta vez os traigo un dibujo friki: un personaje de mi saga fantástica «Nik». Como sabréis los lectores habituales, se trata de una saga que estoy desarrollando a través de un cómic, un videojuego y (¡atención!) próximamente un libro. Además de numerosas ilustraciones con desarrollo textual para recoger cada uno de los detalles de "La Región", el universo fantástico que engloba a esta saga.

Para este dibujo he empleado un portaminas de 0'3mm de mina dura 2H para el boceto inicial. Una vez definidas las líneas base empleé un portaminas de 0'5mm así como un lápiz, ambos de mina blanda 2B. De esta forma queda definida la figura principal sin borrarse al usar las acuarelas.

Acto seguido, toca dar color por medio de las acuarelas Van Gogh. Concretamente he empleado los colores "gris de Payne" para el cuerpo, "verde esmeralda" para los pantalones, "tierra sombra tostada" para la cuerda y "amarillo azo medio" para los ojos. He prescindido de utilizar colores mezclados por dos sencillas razones: la primera, que los colores típicos de este personaje son aproximadamente los que empleo en el vídeo (razón por la cual elegí hacer al Holg); y la segunda, que así puedo reducir el tiempo de dibujado y no conseguir un vídeo tan largo (aunque a velocidad 8x apenas se notaría la diferencia).

Tras el coloreado, vuelvo a repasar las líneas con los mismos lápices para que recuperen la fuerza que perdieron con el agua de las acuarelas. Decido emplear siempre esta técnica porque posteriormente plasmo el dibujo sobre una hoja de pergamino. De esta forma se obtiene un aspecto más "antiguo" que si empleara tinta, aunque tampoco intento reproducir fielmente las técnicas medievales de pictorización, sino más bien encontrar un nuevo estilo propio.

Y bueno, creo que no tengo nada más que decir. Espero que os guste el vídeo. Desgraciadamente olvidé firmar el dibujo, pero de todos modos tenéis el resultado final en mi perfil de DeviantArt, donde podréis ver que efectivamente lleva mi firma, aunque la hiciera "off air" :).

Eso es todo.

Salu2.



miércoles, 6 de abril de 2016

Fabricando un adaptador para jugar a la N64


Hola, buenas a todos.

Hoy vengo con otra entrada electrónica. Esta vez un proyecto más avanzado, que comparto con vosotros por si os sirviera.

¿Quién no ha jugado alguna vez a la Nintendo 64 y ha sufrido con ese mando tan anti-anatómico? O simplemente, ¿quién no ha perdido los nervios con ese joystick tan malo? Existen múltiples soluciones: jugar a la N64 en un emulador, comprar un joystick "estilo Gamecube" o, la más creativa de todas, construirnos un adaptador para poder jugar a nuestra N64 con los mandos de GC.

Empecemos...

Necesitaremos los siguientes componentes:

  • Un microcontrolador PIC16F84A, de Microchip. Se trata de un microcontrolador muy común, de la gama media, que trabaja en 8 bits.
  • Un cristal de 20MHz.
  • Dos condensadores cerámicos de 22 pF.
  • Un condensador electrolítico de 0'1 µF.
  • Una resistencia de 1K.
  • Cables.
  • Extensores de cable de Nintendo64 y Gamecube. *
  • Programador de PICs. *
(Los elementos marcados con * son opcionales, aunque simplifican el trabajo y dan mejor resultado).

Dicho esto, vamos a detallar el proceso.


PASO 1: Programar el PIC.

Lo primero que debemos hacer es programar nuestro PIC de modo que podamos traducir el protocolo típico de Gamecube al de Nintendo 64, buscando una cierta equivalencia entre los botones (el A deberá ser el A, el B deberá ser el B, el joystick C deberá poder emular los botones C, etc.).

Para ello se ha programado esta traducción en lenguaje ensamblador. Una vez compilado el fichero con el programa, nos brinda el archivo .hex que necesitamos. Tan sólo hay que transferirlo al microcontrolador.

Para ello existen varias posibilidades: utilizar un programador de PICs (opción que aconsejo) o construirnos uno sobre la marcha. Hablaré sobre la primera opción, que os será de mayor utilidad a muchos. De la segunda poco puedo deciros, pero buscad en la red pues las fuentes son muy numerosas (podemos construir un programador de PICs empleando Arduino, construyendo nosotros mismos la placa programadora, o utilizando simplemente cables con el circuito adecuado).

Vamos con la opción del programador comercial. En mi caso adquirí un programador «K150» de "marca blanca" por así decirlo. Es una opción muy económica además de práctica. Aquí os dejo una review del programador.

Instalamos primero los drivers del programador. Conectamos el microcontrolador y le transferimos el fichero .hex (aconsejo ver el vídeo pues también tiene parte de tutorial). Y listo, con esto ya estará hecho este primer paso.




PASO 2: Construir el circuito

Una vez programado el micro, vamos a construir el circuito que podemos ver en la siguiente figura:


El condensador C3 que vemos es el condensador electrolítico, empleado para reducir los picos en la alimentación. Ni que decir que el terminal negativo es el que irá conectado a tierra, ¿no?...

Bueno y algunos comentarios sobre el circuito:
  • Corta en dos los extensores de mando y quédate con la mitad que tenga el conector macho (en el caso de la N64) y el hembra (en el caso de la GC). Pela el otro extremo de modo que puedas acceder a los cables que hay dentro. No respondo ante los colores que puedan tener esos cables, pues en función del fabricante pueden tener una forma u otra. Os recomiendo que comprobéis con el multímetro a qué número de pin corresponde cada cable (según la numeración del esquemático que os he dado).
  • El pin #1 de Gamecube puede ser alimentado a 5V (se necesitará una fuente externa) para poder contar con vibración. Todos aquellos juegos que usaran el Rumble Pack, emularán la vibración del mismo en nuestro mando de GC. Yo personalmente no lo he conectado, usando sólamente los 3'3V de alimentación que nos da el propio cable de N64.
  • Al pelar el cable de Gamecube veréis que únicamente aparecen 5 cablecitos. No os preocupéis, no se os ha ido la mano. Es que el pin #5, como podéis ver, no va conectado a nada.
  • Como dije, no necesitáis alimentar de manera externa con 3'3V vuestro circuito. De esto se encarga el pin #1 de N64, que nos dará 3'3V extraídos desde la propia consola (¡los mandos no tienen baterías, ¿de dónde sino iba a salir esa alimentación?!).
Y con esto estará ya todo listo. Nos queda el último paso...


PASO 3: Probarlo

Conectamos nuestro mando de Gamecube al conector hembra y nuestro conector macho a la consola N64. Asegurad antes que no se cortocircuite nada, pues cualquier corto podría dañar vuestra consola, que ya de por sí es una joyita.

Y ya está. Probad un juego y veréis cómo funciona. Si tenéis algún problema con un botón (por ejemplo, que no os guste la traducción empleada), podéis seguir el siguiente proceso:
  1. Con el juego encendido, presionamos los botones L y R sin llegar al fin del recorrido (al máximo que podamos sin oír el «click»). Los mantendremos pulsados hasta que os diga.
  2. Sin dejar de pulsarlos, presionamos START.
  3. A continuación pulsamos el botón cuya función deseamos transferir.
  4. Y por último, presionamos el botón que deseamos que reciba la función del anterior.
  5. Soltamos L y R.
Esta configuración se quedará guardada en el micro aunque apaguemos la consola.

Si haciendo esto nos equivocamos o nos quedamos sin botones disponibles, hay vuelta atrás. Para volver a la configuración inicial, usamos el siguiente proceso:
  1. Con el juego encendido, mantenemos presionados los botones L y R sin llegar hasta el «click».
  2. Presionamos Z.
  3. Soltamos L y R.
En ambos casos (tanto para intercambiar funciones como para reiniciar configuración), nuestro mando vibrará ligeramente si hemos conectado el motor, pin #1, a 5V. Es una confirmación de que ha recibido el comando, no os asustéis.


Y nada más. Si sois lo suficientemente TOP os recomiendo diseñar una PCB para dejar el montaje fijo. Yo personalmente lo he hecho, aquí tenéis el resultado.



Y nada más, como siempre gracias por vuestro tiempo.

Salu2

viernes, 18 de marzo de 2016

Comunicación inalámbrica Bluetooth usando el chip HC-05


Buenas a todos.

Os traigo otro tutorial para Arduino. En este caso vamos a conectar dos módulos inalámbricos Bluetooth. Se trata de los chips HC-05 (muy parecidos a los HC-06 aunque con diferente configuración de pines). Se pueden comprar por algo menos de 3€/módulo y vienen dotados de un microcontrolador que facilita en gran medida la interacción con este chip (poniendo por medio cierto nivel de abstracción).

Buscando por internet he visto que no existe mucha bibliografía acerca de cómo comunicar dos módulos. La mayoría de las fuentes indican cómo conectar HC-05 con un móvil Android o con el PC. De modo que aquí vamos a profundizar un poco más.

Así que venga,  vamos a entrar en detalle.

Para probar la conexión vamos a emplear los siguientes elementos:

  • Dos placas Arduino. En este caso se empleará un Arduino UNO y un MEGA 2560.
  • Dos módulos HC-05.
  • Una resistencia de 10K y otra de 120 ohmios.
  • Un LED.
  • Un pulsador.
  • Cables (tanto macho-macho como macho-hembra).

Vamos a trabajar con un ejemplo simple. Uno de los dos Arduinos se conectará al módulo HC-05 configurado como maestro, mientras que el otro lo hará al esclavo. Al presionar el pulsador conectado al Arduino que porta al maestro, se encenderá el LED conectado al Arduino que porta al esclavo. De esta forma, estaremos activando un LED de forma inalámbrica. Este sencillo ejemplo será la base para efectuar cualquier comunicación Bluetooth que deseemos, ya sea tanto para enviar cadenas de texto simple como para enviar imágenes.


1. Configuración del HC-05 mediante comandos AT

En primer lugar se debe configurar el módulo Bluetooth. Para ello haremos uso de los comandos AT. En la siguiente figura podemos ver el pinout del HC-05. Para aquellos que empleéis el HC-06, simplemente tened en cuenta que no dispondréis de los pines STATE y EN como podéis ver. Yo recomiendo emplear el HC-05, pues aporta más información y permite disponer del modo de configuración de una forma más cómoda.


En este tutorial usaremos el módulo HC-05. Como podemos ver, cuenta con un botón que en el HC-06 no existe. Esto es lo que nos permitirá acceder al modo de comandos AT.

Ahora ten cuidado. Pues aunque veas tu módulo HC-05 idéntico al de la fotografía, puede no serlo. Me explico: el firmware del microcontrolador depende del fabricante y existe una gran variabilidad entre ellos. Por lo que los pasos que se siguen en este tutorial pueden no valer al pie de la letra. Pero teniendo cuidado con estas variaciones, podremos conectar sin problemas nuestros módulos HC-05.

No obstante, yo intentaré aportar mi experiencia personal, para resolver el mayor número de casos posibles.

Bueno, seguimos por donde íbamos. Es hora de conectar nuestros módulos HC-05 a Arduino para darles alimentación. El esquema a seguir es el siguiente:


Conectaremos en primer lugar un módulo Bluetooth y posteriormente lo desconectaremos y conectaremos el otro. Así no nos complicamos conectando los dos Arduinos.

Bueno, aquí viene el quebradero de cabeza. En los HC-05 "oficiales" debemos conectar todos los pines a excepción de VCC. Una vez hecho esto, mantenemos presionado el pulsador de nuestro módulo y conectamos el cable rojo, de modo que al arrancar el microcontrolador con el botón presionado, entraremos en el modo de comandos AT. Este estado se reconoce porque el LED del HC-05 parpadea a un ritmo más lento.

Puede darse el caso, como me sucedió a mí, que no se tenga que seguir este protocolo para entrar en el modo comandos. En mi caso concreto, conecto el módulo HC al completo tal cual (sin presionar el botón). Y una vez parpadea frenéticamente (el parpadeo que indica búsqueda de dispositivos) presiono el botón, apenas un segundo. No obtengo respuesta visual alguna por parte del hardware, pero al introducir comandos, éstos comienzan a actuar.

Sea como sea, se ha desarrollado el siguiente código, que podemos emplear tanto para un caso como para otro:

#include <SoftwareSerial.h> //Librería para comunicación con HC
SoftwareSerial BTserial(10,11); // 10: RX | 11: TX

char c = ' '; //Caracter empleado para la comunicación serie
              //entre Arduino y HC
 
void setup() {
    Serial.begin(9600); //Puerto serie para interactuar
    Serial.println("Arduino - OK!");
    BTserial.begin(9600); //Puerto serie emulado para HC
    Serial.println("BTserial - OK!"); 
}
 
void loop(){

  //Si existe algún dato disponible en el módulo HC para
  //pasarlo a Arduino...
    if (BTserial.available()){
        c = BTserial.read(); //Lee ese dato
        Serial.write(c); //Y lo escribe para verlo en el monitor
    }

    //Si existe algún dato disponible escrito por el usuario...
    if (Serial.available()){
        c =  Serial.read(); //Se lee el dato
        Serial.write(c); //Se escribe en el monitor (feedback)
        BTserial.write(c); //Y se envía al HC
    }
}


Tras cargar este programa en Arduino y teniendo en cuenta la forma que tenga nuestro módulo de darnos acceso a su modo comando, podremos escribir en la consola los comandos necesarios.

Si pincháis aquí tendréis acceso a una lista de todos los comandos AT en PDF, con sus posibles valores y las respuestas esperadas. Recomiendo que le echéis un vistazo. De todos modos, nosotros vamos a describir brevemente los comandos que deberemos usar.

Para introducir todos los comandos usaremos el monitor serie del Arduino que esté ejecutando el código. Para ello deberemos seleccionar la opción «Ambos NL & CR» como indica la figura. NOTA: podemos probar que realmente estamos en el modo comando escribiendo en la consola el comando "AT" (sin las comillas). De esta forma el HC-05 nos devolverá la señal "OK" como verificación.



Haremos la configuración en el siguiente orden: el primer HC-05 conectado será el esclavo, mientras que el segundo será el maestro:
  • Para el caso del esclavo realizaremos los siguientes ajustes:
  1. Introduciremos el comando AT+NAME=ESCLAVO y presionaremos la tecla INTRO. Con esto fijaremos el nombre a "ESCLAVO". Podemos comprobar esto simplemente escribiendo AT+NAME? en el monitor serial. En el caso de algunos módulos HC-05, no se obtiene respuesta para este último comando. Si es vuestro caso, no os preocupéis.
  2. Introduciremos el comando AT+ROLE? para asegurarnos de que nuestro módulo actúa en modo esclavo. Deberá devolvernos el valor 0.
  3. Introduciremos el comando AT+ADDR? para obtener la dirección MAC del esclavo. Es importante que anotemos esta dirección, ya que la usaremos posteriormente.


  • Para el caso del maestro realizaremos los siguientes ajustes:
  1. Introduciremos el comando AT+NAME=MAESTRO.
  2. Introduciremos el comando AT+ROLE=1 para que actúe como maestro.
  3. Introduciremos el comando AT+CMODE=0 para que se nos permita conectarnos a una MAC específica, en lugar de buscar. Podemos comprobar que se ha escrito introduciendo AT+CMODE?.
  4. Introducimos el comando AT+BIND=, donde será la MAC que anotamos del esclavo, empleando las comas como separador y las mayúsculas. Por ejemplo, si obtuvimos la MAC 2016:1:64e5a, introduciremos el comando AT+BIND=2016,1,64E5A en el monitor serial.


Una vez ajustados ambos módulos procedemos a su desconexión.



2. Conexión entre ambos módulos HC-05

A continuación vamos a proceder a montar el circuito definitivo. Seguiremos el esquema de la siguiente figura:


Y cargaremos los siguientes códigos en el Arduino MEGA (con el HC-05 maestro) y el Arduino UNO (con el HC-05 esclavo):

Código para el maestro:
#include <SoftwareSerial.h>

// Se conecta un pulsador al PIN 3. El MAESTRO envía el estado del botón al ESCLAVO.

SoftwareSerial BTSerial(10,11); //RX, TX

char estadoPulsador = '0';

void setup() {
  Serial.begin(9600);
  BTSerial.begin(9600); //Se inicializa comunicación BT a 9600

  pinMode(3,INPUT);
}



void loop() {
  estadoPulsador = (digitalRead(3)==HIGH) ? '1': '0';

  BTSerial.write(estadoPulsador);

  delay(100);

}

Código para el esclavo:
#include <SoftwareSerial.h>
#define PINLED 13

// Se conecta un LED al PIN 13. El ESCLAVO recibe el estado del botón del MAESTRO y enciende/apaga el LED

SoftwareSerial BTSerial(10,11); //RX,TX

char estadoLED = '0';

void setup() {
  pinMode(PINLED, OUTPUT);
  digitalWrite(PINLED, LOW);
  Serial.begin(9600);
  BTSerial.begin(9600);
}

void loop() {
  if(BTSerial.available() > 0)
    estadoLED = BTSerial.read();

  if(estadoLED == '0')
    digitalWrite(PINLED, LOW);
  else
    digitalWrite(PINLED,HIGH);

}

Una vez hecho esto, al iniciar ambos programas veremos cómo el LED de ambos HC-05 deja de parpadear frenéticamente para emitir un parpadeo más lento, estando los dos prácticamente sincronizados en el tiempo. Esto quiere decir que nuestros dispositivos están ahora conectados. Si presionamos el botón podremos ver cómo el LED se enciende mientras lo mantengamos.

Como os decía, ésta es la base para comunicar dos dispositivos por medio de Bluetooth. Estamos jugando con un caracter que se envía y, en función de su valor, determinará si nuestro Arduino UNO debe encender o no el LED. Igualmente podremos enviar otro tipo de caracteres, como podrían ser los caracteres de una cadena para intercambiar mensajes, los bytes de una imagen para reconstruirla en el Arduino receptor, etc.

Espero que os haya servido el tutorial. Y espero no haber pasado nada por alto. Si es así, editaré la entrada hasta que consiga reunir toda la información posible. Cualquier duda me podéis preguntar por comentarios o a través de wemento@gmail.com.

Gracias por vuestro tiempo.

Salu2


domingo, 31 de enero de 2016

Conociéndome a mí mismo


Buenas a todos. He estado desconectado estos días, por temas de fin de estudios y demás, así que no he podido felicitaros ni la navidad ni el año nuevo, pero bueno, os lo puedo felicitar ahora (más vale tarde que nunca).

He estado buscando trabajo desde entonces así que ahora mismo, mientras encuentro algo o no, estaré totalmente libre para dedicar tiempo a mis cosas. Y de eso mismo quería hablar hoy. He dedicado tiempo a dibujar, escribir, continuar con mis proyectos, etc. Pero lo que realmente quiero compartir en este post es una pequeña reflexión (¿o es un informe de mi estado actual?).

Como mencionaba, he tenido tiempo para dedicar a lo que me apeteciera. Y lo he dedicado a dar un poco de rienda suelta a la parte creativa de mi cerebro. Me he propuesto nuevos proyectos, entre ellos el desarrollo completo de mi saga «Nik», definiendo cada detalle del mundo que yo mismo creara hace unos años, para dar algo más de “chicha” a la serie; también he continuado con el juego, del que espero tengáis noticias nuevas muy pronto (aunque esta vez sí que no prometo nada, porque avanzar avanzaré, lo que dudo es si realmente querré publicar algo o, de lo contrario, esperar a más adelante); he llevado a cabo algunos proyectos de electrónica, de los que también me gustaría publicar algo; y he entrenado un poco al Smash (me confieso adicto).

Pero, además de provechoso, este tiempo ha sido revelador para mí. Me ha ayudado en gran medida a conocerme a mí mismo, como sucedía en ocasiones cuando me metía grandes periodos de “encerramiento” entre pecho y espalda durante la época de exámenes. Aunque, a diferencia del tiempo de estudio, he conocido a otra versión de mi propio yo, una que no había tenido el gusto de conocer hasta ahora. Concretamente he descubierto lo poderosa que puede llegar a ser esa faceta creativa que tengo encerrada dentro de mí, bajo la llave del deber y la obligación. Una faceta que, en el fondo, puede definirse como infantil, en el sentido de que lo que fueran dos o tres dibujos aislados al mes, se convirtieron en una sucesión de ideas, una tras otra, empujándose en mi cabeza, deseosas de nacer; tal como sucedía cuando no era más que un niño, y el propio tiempo libre y la ausencia de preocupaciones fueran los que permitieran  que la maquinaria funcionara a toda castaña. Pero no sólo es lo asombroso del cómo se dispara mi mente con estos dos ingredientes, sino también el cuán sorprendente es mi inmunidad al aburrimiento. Esto parece una reflexión muy simple, pero en las líneas que vienen voy a profundizar un poco en ella, palabra

Vuelvo al tema de los convencionalismos sociales y el Sistema (sólo para basar un concepto, prometo no volver a ponerme pesado con esto). Más de uno conocerá la idea del aburrimiento. Pero no el aburrimiento banal que todos conocemos, sino el hecho de no sentirse realizado durante un periodo de desempleo. Todos tendremos a mano algún conocido que se ha tomado un año sabático alguna vez, o que conoce a alguien que sí lo ha hecho. Y todas esas personas coinciden en algo: «qué necesario es el trabajo», ¿verdad? No digo en absoluto que mientan, ni mucho menos. Pero yo he experimentado todo lo contrario a esta famosa sensación. No he terminado por aburrirme al cabo de cierto tiempo, sino más bien todo lo contrario. Habitualmente se cree que no es posible vivir sin el trabajo, que llegado a cierto punto, todo lo que antes era diversión se transforma en un tremendo sopor inaguantable. Y, en conclusión se deduce que no es posible vivir sin el trabajo, que necesitamos compaginarlo con nuestro tiempo libre para acabar encontrando un agradable equilibrio. Como os decía, tras mi periodo de descubrimiento (que ha sido de algo más de un mes) yo he descubierto que podría vivir toda una vida sin tener que trabajar y no acabaría cayendo en el aburrimiento.

¿Qué ocurre entonces? ¿Yo estoy por encima de los demás? ¿Soy el nuevo superhombre, fruto de millones de años de evolución, que puede vivir sin tener que estar pringando para el jefe? Pues no, claro que no. Buscando una respuesta para esta supuesta aptitud mía, llegué a la que yo considero que es la verdad del asunto, aunque no es más que una teoría. El génesis de este aburrimiento no es la falta de empleo, sino más bien la desocupación. Y con esto me vengo a referir al no contar con un quehacer que le haga a uno mismo sentirse realizado. Me explico. En mi caso he encontrado el arte como forma de realización. Doy rienda suelta a mi imaginación y creo cosas de la nada. No es que yo sea un pintor de órdago, pero es el hecho de poder crear algo lo que me hace estar entretenido. Si hubiera dedicado todo este tiempo exclusivamente a jugar a videojuegos o a salir por ahí, probablemente hubiera terminado cayendo. Pero dosificar estas dos cosas, repartiéndolas junto con el arte, la electrónica o la programación; es lo que me ha permitido estar entretenido. Con lo cual considero que es muy importante tener tiempo que dedicar a nosotros mismos, a dejar salir las ideas de nuestras cabezas. Sacad adelante algún proyecto personal, aunque no sea algo que podáis vender, entregar o compartir. Algo que os satisfaga por el mero hecho de hacerlo, y que a su vez sea algo que disfrutéis haciendo.

Por tanto, el mensaje de mi reflexión es: «conócete a ti mismo». Dedícate este tiempo. Terminarás descubriendo que verdaderamente podrías vivir sin problema toda una vida haciendo estas cosas. Y no me refiero a que dejéis el trabajo y os dediquéis a hacer esto, no. Obviamente es necesario trabajar, el dinero no nace de los árboles (por desgracia); pero por lo menos probadlo por el mero hecho de poder deciros a vosotros mismos con orgullo: «podría vivir así toda la vida».

Yo personalmente me alegro mucho de haberme conocido a mí mismo estos días. He llegado a un punto en el que estoy cruzando los dedos por no encontrar trabajo, ¡qué horror! Pero bueno, llegado el momento tendré que ser fuerte y elegir la supervivencia, ¿no?

Y saliendo un poco de esta reflexión aprovecho para hablaros un poco del artwork de mi saga «Nik». Como he comentado, me he propuesto desarrollar todos los aspectos de este mundo imaginario que yo mismo creé. Y todo con un toque artístico. Con lo cual he creado una serie de carpetas en mi cuenta en DeviantArt, en las cuales guardaré los dibujos según la categoría correspondiente. De modo que, a partir de ahora, todo el desarrollo podréis verlo en mi perfil de DA. Espero que os guste. Y espero poder seguir adelante con todas estas ideas que me rondan la cabeza. Es bastante divertido.


Salu2.


martes, 1 de septiembre de 2015

Monta tu propio Arduino en una protoboard


Hola, buenas a todos. Entramos en el segundo capítulo de mi nueva sección.

Hoy vamos a ver cómo podemos montar nuestro propio Arduino en una placa de prototipos (protoboard) siguiendo unos sencillos pasos. Este capítulo tiene la particularidad de que lo estoy escribiendo a medida que yo mismo realizo el proceso. De esta forma puedo entrar más en detalle en cada paso y no me voy dejando nada por el camino.

En primer lugar, además de vuestro Arduino (en este caso Arduino UNO), necesitaréis:
  • 2 condensadores de 22 pF.
  • 1 cristal de 16 MHz.
  • 1 condensador de 100 µF.
  • 1 resistencia de 10K.
  • Cables.
  • 1 microcontrolador ATMega 328P (también puede hacerse con otros modelos).
  • USB/Regulador de tensión/Transformador para la alimentación autónoma.
El proceso se divide en dos grandes partes: en primer lugar se carga el bootloader dentro del microcontrolador que queremos convertir en un Arduino y en segundo lugar, cargaremos el programa deseado a nuestro nuevo Arduino.

Para los que a estas alturas no entienden aún en qué consiste esto, resumo un poco lo que vamos a hacer: vamos a programar un ATMega 328P como el de la figura de forma que funcione de manera autónoma sin necesidad de estar integrado en una placa Arduino. De esta forma podremos hacer montajes más compactos y sobretodo más baratos (nos bastará con comprarnos el micro, que tan sólo vale unos euros, en lugar de comprar la placa Arduino que puede acabar siendo más costosa). A esto lo hemos llamado “montar nuestro propio Arduino”, pero tranquilos, no vamos a montarnos una placa Arduino entera, vamos a lo mínimo para que el micro pueda funcionar de manera autónoma.

ATMega328P

Vamos con los diferentes pasos del proceso.
  1. Programar Arduino UNO como ISP. En primer lugar hay que programar nuestro viejo Arduino UNO para que él mismo sea capaz de programar el ATMega 328. Para ello, en el entorno de desarrollo Arduino haremos click en Archivo > Ejemplos > ArduinoISP. De esta forma se nos abrirá automáticamente el código para lograr que Arduino funcione como un ISP (programador integrado, del inglés in-System Program).

    image

    Una vez contemos con el código, le damos a cargar y programamos nuestro Arduino UNO con el ISP.

  2. Montamos el circuito para la carga del bootloader. Desconectamos nuestro Arduino UNO del PC  y montamos el circuito necesario para poder cargar el bootloader. Aquí os dejo el esquema de cómo debe quedar la protoboard:

    Bootloader_circuito

    La resistencia es la de 10K y los condensadores de 22 pF.

    Si nos fijamos en el código que habíamos cargado, en los comentarios del principio aparecían las instrucciones para el cableado, no obstante os he facilitado esta imagen para simplificar el montaje. En la figura aparece un ATMega 168, pero no temáis, tienen la misma disposición de pines y el circuito que se debe montar es el mismo.

    También es posible conectar al pin 7 del Arduino UNO un LED (antecedido por una resistencia de entre 330Ω y 1 K) y de esta forma podemos seguir de forma visual cómo va la programación. Pero bueno, esto es totalmente opcional y por eso no está incluido en el dibujo.

  3. Cargamos el bootloader. Una vez montado podemos conectar de nuevo nuestro Arduino UNO al PC. Ahora iremos de nuevo al entorno Arduino y haremos click en Herramientas > Programador > Arduino as ISP.

    image

    Y una vez hecho esto le daremos a Herramientas > Grabar Secuencia de Inicio. Y tocará esperar un minuto (el entorno nos lo indica en la barrita aguamarina de la parte inferior). También es posible, si usáis las versiones nuevas de Arduino IDE, que este último paso aparezca como Herramientas > Quemar Bootloader.

    Si os aparece un error de firma, seguid los pasos que se indican en el primer mensaje de este tema.

    Cuando concluya el proceso aparecerá el mensaje “Quemador de bootloader completado”, indicando que el bootloader ya ha sido cargado en el ATMega. Con esto habremos realizado la primera mitad del proceso, vamos ahora con la segunda mitad, consistente en cargar el propio programa en sí para que se quede instalado en nuestro ATMega.
       
  4. Programar el ATMega328P. Con el bootloader listo, desconectaremos nuestro Arduino UNO del PC y procederemos a extraer el ATMega328P que lleva dentro para sustituirlo por el nuestro. Esto sólo se podrá hacer en caso de que nuestro Arduino emplee este tipo de encapsulado en lugar del SMD. En la siguiente figura podemos ver la diferencia entre ambos encapsulados.

    SMDvsDIP

    Ya sé que esto resulta bastante obvio para la mayoría de los que llegáis a este post, pero intento hacer un tutorial lo más completo posible para aquellos que no han tenido tanto contacto con la electrónica. Bueno, seguimos…

    Tras insertar el micro, cargamos el nuevo código en la placa abriéndolo desde el propio IDE y subiéndolo a nuestro Arduino (vamos, como hemos hecho siempre para cargar programas). Yo he empleado un código que enciende y apaga atenuadamente un LED conectado al pin 9 (os dejo el código al final del post). Verificamos que el programa funcione y extraemos el micro desconectando previamente Arduino del PC. Con esto el chip ya se quedará programado. Podemos volver a insertar nuestro antiguo chip en el Arduino, no lo necesitaremos más.
       
  5. Realizar el montaje autónomo. Por último, sólo hay que preparar una protoboard (o breadboard) con los requisitos mínimos que necesita el micro para mantener su funcionamiento. El esquema mínimo a realizar se recoge en la siguiente figura:

    Montaje Basico ATMega


    Como vemos, sólo hay que mantener el cristal entre las patillas 9 y 10, la resistencia de pull-up para el RESET en el pin 1 y alimentarlo de forma externa. Existen numerosas formas de alimentarlo, quizás la más elegante en términos de montaje sea una batería (pila de 9V, por ejemplo), seguida de un regulador de tensión para bajar la tensión a 5V. Yo en mi caso, aunque cuento con reguladores LM317, voy a emplear un método más cutre pero más eficaz (no requiere estar cambiando pilas): un cargador USB como el de los smartphones, que pelado nos permite extraer 5V y tierra. Todo depende ya del uso que vayáis a darle a vuestro nuevo Arduino “autónomo”.

    Se emplee el método que se emplee se debe insertar un condensador de 100µF entre alimentación y tierra, lo más cerca posible del microcontrolador. De esta forma suavizaremos el voltaje continuo de entrada, evitando posibles picos que nos quemen el micro.

    Es opcional, sin embargo, mantener los condensadores de 22pF que instalamos previamente en la etapa de carga del bootloader. Se recomienda mantenerlos, aunque no habrá problema si deseamos eliminarlos del montaje.
       
  6. Realizar el montaje para nuestro circuito. Ahora hay que trabajar sobre el montaje anterior, añadiendo las partes de nuestro circuito. En mi caso, cuando mi programa corría sobre Arduino, debía conectar un LED en el pin 9 para lograr su intermitencia, por tanto eso es todo lo que hay que añadir al circuito previo. Pero MUY IMPORTANTE: El pin 9 de Arduino UNO no es equivalente al pin 9 en el ATMega 328P-PU. Para saber a qué pin del micro le corresponde el pin 9 de Arduino, tendremos que hacer una búsqueda en internet. De allí extraemos una figura como la que vemos a continuación:

    ATmega328_pinout

    Como podemos ver, el pin digital 9 de Arduino equivale a la patilla número 15 de nuestro micro. Será por tanto a la patilla 15 donde deberemos conectar nuestro LED, quedando el circuito mínimo de la siguiente forma:

    Montaje Completo ATMega

    Realizando este montaje es posible ver cómo nuestro nuevo Arduino casero mantiene su funcionamiento de manera autónoma.
Bueno, hasta aquí este tutorial. Os dejo también a continuación el código que empleé. Es algo simple puesto que va destinado a la iluminación de una maqueta, pero también podéis realizar montajes más complejos y comprobar que efectivamente también funcionan. Espero que esto os haya servido de ayuda y también espero no haberme dejado nada por el camino.

Código:

#define PINLED 9   //Pin donde estara el LED a atenuar
#define TIEMPO 9500000  //Tiempo de atenuacion en microseg.

//Funcion que implementa la atenuacion, ya sea creciente o decreciente
//t: tiempo de atenuacion en us, creciente = true -> de apagado a encendido, pin: numero de pin donde producir la atenuacion PWM
void atenuacion(double t, bool creciente, int pin){
 if (creciente){
  for (int j = 0; j <= 255; j++){
   analogWrite(pin, j);
   delayMicroseconds(t / 255);
  }
 }

 else{
  for (int j = 255; j >= 0; j--){
   analogWrite(pin, j);
   delayMicroseconds(t / 255);
  }
 }
}

void setup()
{
 pinMode(PINLED, OUTPUT);

}

void loop()
{
 atenuacion(TIEMPO, true, PINLED);
 delay(700);
 atenuacion(TIEMPO, false, PINLED);
 delay(3000);

}



Os dejo también este vídeo, que junto con la web de Arduino y el foro son las fuentes bibliográficas que he consultado:


Y nada más.

Salu2.