martes, 30 de agosto de 2016

El bloc de Wemento. Capítulo 5 - Holg


Hola a todos. Vuelvo tras cierto tiempo sin publicar nada para traer un nuevo episodio de mi serie «El bloc de Wemento», concretamente el quinto.

Esta vez os traigo un dibujo friki: un personaje de mi saga fantástica «Nik». Como sabréis los lectores habituales, se trata de una saga que estoy desarrollando a través de un cómic, un videojuego y (¡atención!) próximamente un libro. Además de numerosas ilustraciones con desarrollo textual para recoger cada uno de los detalles de "La Región", el universo fantástico que engloba a esta saga.

Para este dibujo he empleado un portaminas de 0'3mm de mina dura 2H para el boceto inicial. Una vez definidas las líneas base empleé un portaminas de 0'5mm así como un lápiz, ambos de mina blanda 2B. De esta forma queda definida la figura principal sin borrarse al usar las acuarelas.

Acto seguido, toca dar color por medio de las acuarelas Van Gogh. Concretamente he empleado los colores "gris de Payne" para el cuerpo, "verde esmeralda" para los pantalones, "tierra sombra tostada" para la cuerda y "amarillo azo medio" para los ojos. He prescindido de utilizar colores mezclados por dos sencillas razones: la primera, que los colores típicos de este personaje son aproximadamente los que empleo en el vídeo (razón por la cual elegí hacer al Holg); y la segunda, que así puedo reducir el tiempo de dibujado y no conseguir un vídeo tan largo (aunque a velocidad 8x apenas se notaría la diferencia).

Tras el coloreado, vuelvo a repasar las líneas con los mismos lápices para que recuperen la fuerza que perdieron con el agua de las acuarelas. Decido emplear siempre esta técnica porque posteriormente plasmo el dibujo sobre una hoja de pergamino. De esta forma se obtiene un aspecto más "antiguo" que si empleara tinta, aunque tampoco intento reproducir fielmente las técnicas medievales de pictorización, sino más bien encontrar un nuevo estilo propio.

Y bueno, creo que no tengo nada más que decir. Espero que os guste el vídeo. Desgraciadamente olvidé firmar el dibujo, pero de todos modos tenéis el resultado final en mi perfil de DeviantArt, donde podréis ver que efectivamente lleva mi firma, aunque la hiciera "off air" :).

Eso es todo.

Salu2.



miércoles, 6 de abril de 2016

Fabricando un adaptador para jugar a la N64


Hola, buenas a todos.

Hoy vengo con otra entrada electrónica. Esta vez un proyecto más avanzado, que comparto con vosotros por si os sirviera.

¿Quién no ha jugado alguna vez a la Nintendo 64 y ha sufrido con ese mando tan anti-anatómico? O simplemente, ¿quién no ha perdido los nervios con ese joystick tan malo? Existen múltiples soluciones: jugar a la N64 en un emulador, comprar un joystick "estilo Gamecube" o, la más creativa de todas, construirnos un adaptador para poder jugar a nuestra N64 con los mandos de GC.

Empecemos...

Necesitaremos los siguientes componentes:

  • Un microcontrolador PIC16F84A, de Microchip. Se trata de un microcontrolador muy común, de la gama media, que trabaja en 8 bits.
  • Un cristal de 20MHz.
  • Dos condensadores cerámicos de 22 pF.
  • Un condensador electrolítico de 0'1 µF.
  • Una resistencia de 1K.
  • Cables.
  • Extensores de cable de Nintendo64 y Gamecube. *
  • Programador de PICs. *
(Los elementos marcados con * son opcionales, aunque simplifican el trabajo y dan mejor resultado).

Dicho esto, vamos a detallar el proceso.


PASO 1: Programar el PIC.

Lo primero que debemos hacer es programar nuestro PIC de modo que podamos traducir el protocolo típico de Gamecube al de Nintendo 64, buscando una cierta equivalencia entre los botones (el A deberá ser el A, el B deberá ser el B, el joystick C deberá poder emular los botones C, etc.).

Para ello se ha programado esta traducción en lenguaje ensamblador. Una vez compilado el fichero con el programa, nos brinda el archivo .hex que necesitamos. Tan sólo hay que transferirlo al microcontrolador.

Para ello existen varias posibilidades: utilizar un programador de PICs (opción que aconsejo) o construirnos uno sobre la marcha. Hablaré sobre la primera opción, que os será de mayor utilidad a muchos. De la segunda poco puedo deciros, pero buscad en la red pues las fuentes son muy numerosas (podemos construir un programador de PICs empleando Arduino, construyendo nosotros mismos la placa programadora, o utilizando simplemente cables con el circuito adecuado).

Vamos con la opción del programador comercial. En mi caso adquirí un programador «K150» de "marca blanca" por así decirlo. Es una opción muy económica además de práctica. Aquí os dejo una review del programador.

Instalamos primero los drivers del programador. Conectamos el microcontrolador y le transferimos el fichero .hex (aconsejo ver el vídeo pues también tiene parte de tutorial). Y listo, con esto ya estará hecho este primer paso.




PASO 2: Construir el circuito

Una vez programado el micro, vamos a construir el circuito que podemos ver en la siguiente figura:


El condensador C3 que vemos es el condensador electrolítico, empleado para reducir los picos en la alimentación. Ni que decir que el terminal negativo es el que irá conectado a tierra, ¿no?...

Bueno y algunos comentarios sobre el circuito:
  • Corta en dos los extensores de mando y quédate con la mitad que tenga el conector macho (en el caso de la N64) y el hembra (en el caso de la GC). Pela el otro extremo de modo que puedas acceder a los cables que hay dentro. No respondo ante los colores que puedan tener esos cables, pues en función del fabricante pueden tener una forma u otra. Os recomiendo que comprobéis con el multímetro a qué número de pin corresponde cada cable (según la numeración del esquemático que os he dado).
  • El pin #1 de Gamecube puede ser alimentado a 5V (se necesitará una fuente externa) para poder contar con vibración. Todos aquellos juegos que usaran el Rumble Pack, emularán la vibración del mismo en nuestro mando de GC. Yo personalmente no lo he conectado, usando sólamente los 3'3V de alimentación que nos da el propio cable de N64.
  • Al pelar el cable de Gamecube veréis que únicamente aparecen 5 cablecitos. No os preocupéis, no se os ha ido la mano. Es que el pin #5, como podéis ver, no va conectado a nada.
  • Como dije, no necesitáis alimentar de manera externa con 3'3V vuestro circuito. De esto se encarga el pin #1 de N64, que nos dará 3'3V extraídos desde la propia consola (¡los mandos no tienen baterías, ¿de dónde sino iba a salir esa alimentación?!).
Y con esto estará ya todo listo. Nos queda el último paso...


PASO 3: Probarlo

Conectamos nuestro mando de Gamecube al conector hembra y nuestro conector macho a la consola N64. Asegurad antes que no se cortocircuite nada, pues cualquier corto podría dañar vuestra consola, que ya de por sí es una joyita.

Y ya está. Probad un juego y veréis cómo funciona. Si tenéis algún problema con un botón (por ejemplo, que no os guste la traducción empleada), podéis seguir el siguiente proceso:
  1. Con el juego encendido, presionamos los botones L y R sin llegar al fin del recorrido (al máximo que podamos sin oír el «click»). Los mantendremos pulsados hasta que os diga.
  2. Sin dejar de pulsarlos, presionamos START.
  3. A continuación pulsamos el botón cuya función deseamos transferir.
  4. Y por último, presionamos el botón que deseamos que reciba la función del anterior.
  5. Soltamos L y R.
Esta configuración se quedará guardada en el micro aunque apaguemos la consola.

Si haciendo esto nos equivocamos o nos quedamos sin botones disponibles, hay vuelta atrás. Para volver a la configuración inicial, usamos el siguiente proceso:
  1. Con el juego encendido, mantenemos presionados los botones L y R sin llegar hasta el «click».
  2. Presionamos Z.
  3. Soltamos L y R.
En ambos casos (tanto para intercambiar funciones como para reiniciar configuración), nuestro mando vibrará ligeramente si hemos conectado el motor, pin #1, a 5V. Es una confirmación de que ha recibido el comando, no os asustéis.


Y nada más. Si sois lo suficientemente TOP os recomiendo diseñar una PCB para dejar el montaje fijo. Yo personalmente lo he hecho, aquí tenéis el resultado.



Y nada más, como siempre gracias por vuestro tiempo.

Salu2

viernes, 18 de marzo de 2016

Comunicación inalámbrica Bluetooth usando el chip HC-05


Buenas a todos.

Os traigo otro tutorial para Arduino. En este caso vamos a conectar dos módulos inalámbricos Bluetooth. Se trata de los chips HC-05 (muy parecidos a los HC-06 aunque con diferente configuración de pines). Se pueden comprar por algo menos de 3€/módulo y vienen dotados de un microcontrolador que facilita en gran medida la interacción con este chip (poniendo por medio cierto nivel de abstracción).

Buscando por internet he visto que no existe mucha bibliografía acerca de cómo comunicar dos módulos. La mayoría de las fuentes indican cómo conectar HC-05 con un móvil Android o con el PC. De modo que aquí vamos a profundizar un poco más.

Así que venga,  vamos a entrar en detalle.

Para probar la conexión vamos a emplear los siguientes elementos:

  • Dos placas Arduino. En este caso se empleará un Arduino UNO y un MEGA 2560.
  • Dos módulos HC-05.
  • Una resistencia de 10K y otra de 120 ohmios.
  • Un LED.
  • Un pulsador.
  • Cables (tanto macho-macho como macho-hembra).

Vamos a trabajar con un ejemplo simple. Uno de los dos Arduinos se conectará al módulo HC-05 configurado como maestro, mientras que el otro lo hará al esclavo. Al presionar el pulsador conectado al Arduino que porta al maestro, se encenderá el LED conectado al Arduino que porta al esclavo. De esta forma, estaremos activando un LED de forma inalámbrica. Este sencillo ejemplo será la base para efectuar cualquier comunicación Bluetooth que deseemos, ya sea tanto para enviar cadenas de texto simple como para enviar imágenes.


1. Configuración del HC-05 mediante comandos AT

En primer lugar se debe configurar el módulo Bluetooth. Para ello haremos uso de los comandos AT. En la siguiente figura podemos ver el pinout del HC-05. Para aquellos que empleéis el HC-06, simplemente tened en cuenta que no dispondréis de los pines STATE y EN como podéis ver. Yo recomiendo emplear el HC-05, pues aporta más información y permite disponer del modo de configuración de una forma más cómoda.


En este tutorial usaremos el módulo HC-05. Como podemos ver, cuenta con un botón que en el HC-06 no existe. Esto es lo que nos permitirá acceder al modo de comandos AT.

Ahora ten cuidado. Pues aunque veas tu módulo HC-05 idéntico al de la fotografía, puede no serlo. Me explico: el firmware del microcontrolador depende del fabricante y existe una gran variabilidad entre ellos. Por lo que los pasos que se siguen en este tutorial pueden no valer al pie de la letra. Pero teniendo cuidado con estas variaciones, podremos conectar sin problemas nuestros módulos HC-05.

No obstante, yo intentaré aportar mi experiencia personal, para resolver el mayor número de casos posibles.

Bueno, seguimos por donde íbamos. Es hora de conectar nuestros módulos HC-05 a Arduino para darles alimentación. El esquema a seguir es el siguiente:


Conectaremos en primer lugar un módulo Bluetooth y posteriormente lo desconectaremos y conectaremos el otro. Así no nos complicamos conectando los dos Arduinos.

Bueno, aquí viene el quebradero de cabeza. En los HC-05 "oficiales" debemos conectar todos los pines a excepción de VCC. Una vez hecho esto, mantenemos presionado el pulsador de nuestro módulo y conectamos el cable rojo, de modo que al arrancar el microcontrolador con el botón presionado, entraremos en el modo de comandos AT. Este estado se reconoce porque el LED del HC-05 parpadea a un ritmo más lento.

Puede darse el caso, como me sucedió a mí, que no se tenga que seguir este protocolo para entrar en el modo comandos. En mi caso concreto, conecto el módulo HC al completo tal cual (sin presionar el botón). Y una vez parpadea frenéticamente (el parpadeo que indica búsqueda de dispositivos) presiono el botón, apenas un segundo. No obtengo respuesta visual alguna por parte del hardware, pero al introducir comandos, éstos comienzan a actuar.

Sea como sea, se ha desarrollado el siguiente código, que podemos emplear tanto para un caso como para otro:

#include <SoftwareSerial.h> //Librería para comunicación con HC
SoftwareSerial BTserial(10,11); // 10: RX | 11: TX

char c = ' '; //Caracter empleado para la comunicación serie
              //entre Arduino y HC
 
void setup() {
    Serial.begin(9600); //Puerto serie para interactuar
    Serial.println("Arduino - OK!");
    BTserial.begin(9600); //Puerto serie emulado para HC
    Serial.println("BTserial - OK!"); 
}
 
void loop(){

  //Si existe algún dato disponible en el módulo HC para
  //pasarlo a Arduino...
    if (BTserial.available()){
        c = BTserial.read(); //Lee ese dato
        Serial.write(c); //Y lo escribe para verlo en el monitor
    }

    //Si existe algún dato disponible escrito por el usuario...
    if (Serial.available()){
        c =  Serial.read(); //Se lee el dato
        Serial.write(c); //Se escribe en el monitor (feedback)
        BTserial.write(c); //Y se envía al HC
    }
}


Tras cargar este programa en Arduino y teniendo en cuenta la forma que tenga nuestro módulo de darnos acceso a su modo comando, podremos escribir en la consola los comandos necesarios.

Si pincháis aquí tendréis acceso a una lista de todos los comandos AT en PDF, con sus posibles valores y las respuestas esperadas. Recomiendo que le echéis un vistazo. De todos modos, nosotros vamos a describir brevemente los comandos que deberemos usar.

Para introducir todos los comandos usaremos el monitor serie del Arduino que esté ejecutando el código. Para ello deberemos seleccionar la opción «Ambos NL & CR» como indica la figura. NOTA: podemos probar que realmente estamos en el modo comando escribiendo en la consola el comando "AT" (sin las comillas). De esta forma el HC-05 nos devolverá la señal "OK" como verificación.



Haremos la configuración en el siguiente orden: el primer HC-05 conectado será el esclavo, mientras que el segundo será el maestro:
  • Para el caso del esclavo realizaremos los siguientes ajustes:
  1. Introduciremos el comando AT+NAME=ESCLAVO y presionaremos la tecla INTRO. Con esto fijaremos el nombre a "ESCLAVO". Podemos comprobar esto simplemente escribiendo AT+NAME? en el monitor serial. En el caso de algunos módulos HC-05, no se obtiene respuesta para este último comando. Si es vuestro caso, no os preocupéis.
  2. Introduciremos el comando AT+ROLE? para asegurarnos de que nuestro módulo actúa en modo esclavo. Deberá devolvernos el valor 0.
  3. Introduciremos el comando AT+ADDR? para obtener la dirección MAC del esclavo. Es importante que anotemos esta dirección, ya que la usaremos posteriormente.


  • Para el caso del maestro realizaremos los siguientes ajustes:
  1. Introduciremos el comando AT+NAME=MAESTRO.
  2. Introduciremos el comando AT+ROLE=1 para que actúe como maestro.
  3. Introduciremos el comando AT+CMODE=0 para que se nos permita conectarnos a una MAC específica, en lugar de buscar. Podemos comprobar que se ha escrito introduciendo AT+CMODE?.
  4. Introducimos el comando AT+BIND=, donde será la MAC que anotamos del esclavo, empleando las comas como separador y las mayúsculas. Por ejemplo, si obtuvimos la MAC 2016:1:64e5a, introduciremos el comando AT+BIND=2016,1,64E5A en el monitor serial.


Una vez ajustados ambos módulos procedemos a su desconexión.



2. Conexión entre ambos módulos HC-05

A continuación vamos a proceder a montar el circuito definitivo. Seguiremos el esquema de la siguiente figura:


Y cargaremos los siguientes códigos en el Arduino MEGA (con el HC-05 maestro) y el Arduino UNO (con el HC-05 esclavo):

Código para el maestro:
#include <SoftwareSerial.h>

// Se conecta un pulsador al PIN 3. El MAESTRO envía el estado del botón al ESCLAVO.

SoftwareSerial BTSerial(10,11); //RX, TX

char estadoPulsador = '0';

void setup() {
  Serial.begin(9600);
  BTSerial.begin(9600); //Se inicializa comunicación BT a 9600

  pinMode(3,INPUT);
}



void loop() {
  estadoPulsador = (digitalRead(3)==HIGH) ? '1': '0';

  BTSerial.write(estadoPulsador);

  delay(100);

}

Código para el esclavo:
#include <SoftwareSerial.h>
#define PINLED 13

// Se conecta un LED al PIN 13. El ESCLAVO recibe el estado del botón del MAESTRO y enciende/apaga el LED

SoftwareSerial BTSerial(10,11); //RX,TX

char estadoLED = '0';

void setup() {
  pinMode(PINLED, OUTPUT);
  digitalWrite(PINLED, LOW);
  Serial.begin(9600);
  BTSerial.begin(9600);
}

void loop() {
  if(BTSerial.available() > 0)
    estadoLED = BTSerial.read();

  if(estadoLED == '0')
    digitalWrite(PINLED, LOW);
  else
    digitalWrite(PINLED,HIGH);

}

Una vez hecho esto, al iniciar ambos programas veremos cómo el LED de ambos HC-05 deja de parpadear frenéticamente para emitir un parpadeo más lento, estando los dos prácticamente sincronizados en el tiempo. Esto quiere decir que nuestros dispositivos están ahora conectados. Si presionamos el botón podremos ver cómo el LED se enciende mientras lo mantengamos.

Como os decía, ésta es la base para comunicar dos dispositivos por medio de Bluetooth. Estamos jugando con un caracter que se envía y, en función de su valor, determinará si nuestro Arduino UNO debe encender o no el LED. Igualmente podremos enviar otro tipo de caracteres, como podrían ser los caracteres de una cadena para intercambiar mensajes, los bytes de una imagen para reconstruirla en el Arduino receptor, etc.

Espero que os haya servido el tutorial. Y espero no haber pasado nada por alto. Si es así, editaré la entrada hasta que consiga reunir toda la información posible. Cualquier duda me podéis preguntar por comentarios o a través de wemento@gmail.com.

Gracias por vuestro tiempo.

Salu2


domingo, 31 de enero de 2016

Conociéndome a mí mismo


Buenas a todos. He estado desconectado estos días, por temas de fin de estudios y demás, así que no he podido felicitaros ni la navidad ni el año nuevo, pero bueno, os lo puedo felicitar ahora (más vale tarde que nunca).

He estado buscando trabajo desde entonces así que ahora mismo, mientras encuentro algo o no, estaré totalmente libre para dedicar tiempo a mis cosas. Y de eso mismo quería hablar hoy. He dedicado tiempo a dibujar, escribir, continuar con mis proyectos, etc. Pero lo que realmente quiero compartir en este post es una pequeña reflexión (¿o es un informe de mi estado actual?).

Como mencionaba, he tenido tiempo para dedicar a lo que me apeteciera. Y lo he dedicado a dar un poco de rienda suelta a la parte creativa de mi cerebro. Me he propuesto nuevos proyectos, entre ellos el desarrollo completo de mi saga «Nik», definiendo cada detalle del mundo que yo mismo creara hace unos años, para dar algo más de “chicha” a la serie; también he continuado con el juego, del que espero tengáis noticias nuevas muy pronto (aunque esta vez sí que no prometo nada, porque avanzar avanzaré, lo que dudo es si realmente querré publicar algo o, de lo contrario, esperar a más adelante); he llevado a cabo algunos proyectos de electrónica, de los que también me gustaría publicar algo; y he entrenado un poco al Smash (me confieso adicto).

Pero, además de provechoso, este tiempo ha sido revelador para mí. Me ha ayudado en gran medida a conocerme a mí mismo, como sucedía en ocasiones cuando me metía grandes periodos de “encerramiento” entre pecho y espalda durante la época de exámenes. Aunque, a diferencia del tiempo de estudio, he conocido a otra versión de mi propio yo, una que no había tenido el gusto de conocer hasta ahora. Concretamente he descubierto lo poderosa que puede llegar a ser esa faceta creativa que tengo encerrada dentro de mí, bajo la llave del deber y la obligación. Una faceta que, en el fondo, puede definirse como infantil, en el sentido de que lo que fueran dos o tres dibujos aislados al mes, se convirtieron en una sucesión de ideas, una tras otra, empujándose en mi cabeza, deseosas de nacer; tal como sucedía cuando no era más que un niño, y el propio tiempo libre y la ausencia de preocupaciones fueran los que permitieran  que la maquinaria funcionara a toda castaña. Pero no sólo es lo asombroso del cómo se dispara mi mente con estos dos ingredientes, sino también el cuán sorprendente es mi inmunidad al aburrimiento. Esto parece una reflexión muy simple, pero en las líneas que vienen voy a profundizar un poco en ella, palabra

Vuelvo al tema de los convencionalismos sociales y el Sistema (sólo para basar un concepto, prometo no volver a ponerme pesado con esto). Más de uno conocerá la idea del aburrimiento. Pero no el aburrimiento banal que todos conocemos, sino el hecho de no sentirse realizado durante un periodo de desempleo. Todos tendremos a mano algún conocido que se ha tomado un año sabático alguna vez, o que conoce a alguien que sí lo ha hecho. Y todas esas personas coinciden en algo: «qué necesario es el trabajo», ¿verdad? No digo en absoluto que mientan, ni mucho menos. Pero yo he experimentado todo lo contrario a esta famosa sensación. No he terminado por aburrirme al cabo de cierto tiempo, sino más bien todo lo contrario. Habitualmente se cree que no es posible vivir sin el trabajo, que llegado a cierto punto, todo lo que antes era diversión se transforma en un tremendo sopor inaguantable. Y, en conclusión se deduce que no es posible vivir sin el trabajo, que necesitamos compaginarlo con nuestro tiempo libre para acabar encontrando un agradable equilibrio. Como os decía, tras mi periodo de descubrimiento (que ha sido de algo más de un mes) yo he descubierto que podría vivir toda una vida sin tener que trabajar y no acabaría cayendo en el aburrimiento.

¿Qué ocurre entonces? ¿Yo estoy por encima de los demás? ¿Soy el nuevo superhombre, fruto de millones de años de evolución, que puede vivir sin tener que estar pringando para el jefe? Pues no, claro que no. Buscando una respuesta para esta supuesta aptitud mía, llegué a la que yo considero que es la verdad del asunto, aunque no es más que una teoría. El génesis de este aburrimiento no es la falta de empleo, sino más bien la desocupación. Y con esto me vengo a referir al no contar con un quehacer que le haga a uno mismo sentirse realizado. Me explico. En mi caso he encontrado el arte como forma de realización. Doy rienda suelta a mi imaginación y creo cosas de la nada. No es que yo sea un pintor de órdago, pero es el hecho de poder crear algo lo que me hace estar entretenido. Si hubiera dedicado todo este tiempo exclusivamente a jugar a videojuegos o a salir por ahí, probablemente hubiera terminado cayendo. Pero dosificar estas dos cosas, repartiéndolas junto con el arte, la electrónica o la programación; es lo que me ha permitido estar entretenido. Con lo cual considero que es muy importante tener tiempo que dedicar a nosotros mismos, a dejar salir las ideas de nuestras cabezas. Sacad adelante algún proyecto personal, aunque no sea algo que podáis vender, entregar o compartir. Algo que os satisfaga por el mero hecho de hacerlo, y que a su vez sea algo que disfrutéis haciendo.

Por tanto, el mensaje de mi reflexión es: «conócete a ti mismo». Dedícate este tiempo. Terminarás descubriendo que verdaderamente podrías vivir sin problema toda una vida haciendo estas cosas. Y no me refiero a que dejéis el trabajo y os dediquéis a hacer esto, no. Obviamente es necesario trabajar, el dinero no nace de los árboles (por desgracia); pero por lo menos probadlo por el mero hecho de poder deciros a vosotros mismos con orgullo: «podría vivir así toda la vida».

Yo personalmente me alegro mucho de haberme conocido a mí mismo estos días. He llegado a un punto en el que estoy cruzando los dedos por no encontrar trabajo, ¡qué horror! Pero bueno, llegado el momento tendré que ser fuerte y elegir la supervivencia, ¿no?

Y saliendo un poco de esta reflexión aprovecho para hablaros un poco del artwork de mi saga «Nik». Como he comentado, me he propuesto desarrollar todos los aspectos de este mundo imaginario que yo mismo creé. Y todo con un toque artístico. Con lo cual he creado una serie de carpetas en mi cuenta en DeviantArt, en las cuales guardaré los dibujos según la categoría correspondiente. De modo que, a partir de ahora, todo el desarrollo podréis verlo en mi perfil de DA. Espero que os guste. Y espero poder seguir adelante con todas estas ideas que me rondan la cabeza. Es bastante divertido.


Salu2.