domingo, 1 de septiembre de 2013

El dicho cambia: ¿vivir de pie o morir sentado?

No venimos a ver la vida pasar. Todos tenemos un papel en esta función y debemos desempeñarlo.

Aquella famosa frase que tan épica sonaba, ahora suena como un chirrido desagradable. Hablo del famoso dicho “mejor morir de pie a vivir de rodillas”. Está completamente obsoleto y todos tenemos la culpa.

No quiero aburriros de nuevo con lo del sistema en el que vivimos pero sí transmitir un mensaje que, o al menos esa es mi intención, debería llegar más lejos que todo eso.

Basta con mirar ahí fuera para ver como está el mundo. Y no es nada nuevo, todo esto lleva mal mucho tiempo. La pregunta clara es, ¿existe realmente la necesidad de estar así? Obviamente no. De nuevo basta con dar un vistazo para ver, esta vez, cómo la única crueldad manifiesta en la naturaleza es la necesaria para la supervivencia: matar para comer.

Pero gran parte de la culpa la tenemos nosotros. Se está mucho mejor en el sofá sentados, viendo cómo otros se levantan y protestando de que nada de eso va a servir. Miramos la pantalla y vemos a todas esas personas con pancartas, alzando la voz y plantando cara en ocasiones a policías sospechosamente agresivos. Normalmente, como digo, rajamos de que todas esas cosas no sirven para nada y que esa gente pierde el tiempo. Pero lo que no sabe la persona que se queda sentada en el sofá es que la culpa de que no funcione todo eso es precisamente de ella.

Os voy a proponer una cosa. Imaginad dos superficies enormes de terreno, las mayores extensiones que vuestra cabeza pueda procesar. Un horizonte que se difunde hasta donde la vista no alcanza. Uno a la diestra y otro a la siniestra. Ahora imaginad a toda la población del mundo. Son muchos, ¿verdad? Pues, por último, coged de ese grupo a todos los “peces gordos”. Como suena, coged únicamente a las personas poderosas. Aquellas a las que no les importa lo más mínimo mancharse las manos con tal de cubrirse de riquezas y de poder. ¿Las habéis reunido ya? Muy bien. Ponedla sobre una de las dos superficies, la que queráis.
Ahora levantad la cabeza para volver a ver al resto de la población. Mentalmente ahora os corresponde moverlas hasta la otra superficie, la que quedó libre. Observad bien, ¿qué superficie queda más poblada?

Con este sencillo ejercicio lo que pretendo que quede claro es que somos muchos más los que podríamos luchar por un mañana firme. Si todos nos levantáramos al unísono contra aquellos que juegan con nosotros, podríamos plantarles cara y echarlos del juego sin ningún miedo. La unión hace la fuerza y estamos sumisos por una triste razón: creemos que ellos tienen el poder.
Muchos seguidores de la serie “Juego de Tronos” habréis oído una frase muy acertada que pronuncia Lord Varys (alias “La Araña”), que dice lo siguiente:

“El poder reside donde los hombres creen que reside. Ni más ni menos. (…) Es una farsa, una sombra en la pared. Pero las sombras pueden matar. Y a veces, un hombre muy pequeño puede proyectar una sombra muy grande.”

Esta frase no podría ser más acertada y creo que habla por sí sola. Creemos que aquellos hombres que tan grande son a nuestros ojos son quienes tienen el poder. Pero el poder lo tienen aquellos que se mantienen unidos, luchando todos por una misma causa común. Puede que a cada uno de nosotros nos guste un grupo de música diferente, un bando político diferente, distintos deportes o incluso un canon de belleza alternativo. Esas cosas hay que dejarlas pasar. Son cosas que no nos enfrentan, simples gustos que debemos respetar. Pero sí debería haber un levantamiento general por la paz como ya intentaran conjuntos sociales como los “hippies”.

Una prueba muy fehaciente de lo absurdo que es la invisibilidad del poder se encuentra directamente en las guerras. Vamos a remontarnos a cualquier época presente y pasada, dentro de un marco geopolítico. Las personas divididas claramente en estratos según el poder que existiera en ellas (y esto siempre ha sido así, no penséis en absoluto que las sociedades clasistas llegaron a desaparecer). Si dividimos como hicimos antes en el ejercicio de las superficies, tendremos dos grupos: los que mandan y los que obedecen. Ahora bien, la situación es la siguiente: los que mandan “tienen el poder” y lo disfrutan a diario mientras que los que obedecen pagan por no “tener el poder” y trabajan para los que “sí lo tienen”. Llegado un momento, por un motivo o por otro, un señor poderoso (o varios) decide que es el momento de atacar otro territorio. Puede que lo que le llame la atención sea el petróleo, unas tierras fértiles, una útil situación geográfica para futuros conflictos… Sea lo que sea es evidente que el fin común es obtener más riqueza y poder, ¡obvio! Bueno, pues llegado este momento, el susodicho señor decide arramblar contra esa porción de tierra en la que vive otro señor con populacho propio que obedecerá igualmente las órdenes que emanan de su temible poder. Pero atención, que ahora viene lo delicado. Ellos quieren terrenos y juran luchar por conseguirlo pero, ¿quién lucha por ello? ¿Conocéis algún ser poderoso que luche él sólo contra otro ser poderoso para obtener las tierras que tanto desea? Más bien, lo que ocurre es que aquella gente que pertenece al señor “A” se va a dejar la vida con tal de arrancársela a aquellos buenos hombres que pertenecen al señor “B”. Pero al final de este entuerto, graciosamente, tanto “A” como “B” ni siquiera han llegado a mancharse el cuello de sus camisas. Así de trágica es la realidad, señoras y señores. Luchamos por ellos porque nos lo dicen. Si el ejército de “A” machaca al de “B” y se lo lleva a él por delante conseguirán todo lo que se propone “A”. Ahora bien, en toda esta historia ha surgido un pequeño detalle que además antes os mencionaba y tal vez hayáis pasado por alto: la unión hace el verdadero poder. ¿Lo veis ahora?
En este caso se trata de una unión violenta, pero obviamente yo no hacía referencia a ese tipo de violencia anteriormente. Cuando hablo de luchar por la paz, a diferencia de lo que los gobiernos entienden hoy en día, hablo de luchar en sentido anímico, con una carencia total de violencia por parte de los implicados.

Y es que deberíamos motivarnos de alguna forma. Sentir una llama que nos despierte, que despierte nuestro espíritu luchador. Debería haber un germen que se extendiera y diera lugar a nuestra verdadera naturaleza. No somos conformistas que reposan sus agotadas espaldas en el sofá, somos personas. Seres humanos. Y no nos debemos conformar con pagar el pato. Debería haber alguien que pudiera arrancar un grito a todos los que enmudecieron hace tiempo. Deberíamos bajar a aquellos quienes creen que son poderosos. El poder no está en el dinero, el dinero es un papel: ¡no tiene más valor que eso! Lo único valioso son nuestras vidas y desgraciadamente es con lo que ellos juegan inconscientemente día tras día.

Imaginad, como dijo Jhon Lennon, sólo por un segundo, un mundo en paz. Nos podríamos mirar a las caras y sonreír. Lamentablemente esto está más lejos de lo que pudiéramos desear, mientras que, irónicamente, podría suceder rápidamente en cualquier momento.

Tenemos el dilema de que no es fácil calar en el corazón de la gente. Habrá personas que, de manera innata, tienen ese hervor en la sangre que les hace sentirse indignados y golpear con fuerza la mesa. Personas que no necesitan más que un ligero incentivo para intentar rectificar este encorvado laberinto al que llamamos mundo.
Igualmente, coetáneamente a estas personas, existirán otras que, pese a ver el horror y la muerte, el hambre, la manipulación y la crueldad en el telediario todas las mañanas, continuarán impasibles, sin inmutarse lo más mínimo. Estas personas no son conscientes de lo que les rodea, y no lo digo por decir. Estas personas no pueden entender que más allá de ellas y la pantalla, esas cosas horribles que ven en sus salones están ocurriendo de verdad. Donde algunos ven un escenario bélico en el que una madre llora frente al cadáver de un niño existe una realidad más cruel. Existe una madre que está llorando porque acaba de perder, en un conflicto que ella no ha pedido, a la persona que más quería en el mundo. Acaba de perder a sus mismas entrañas, quien saliera de dentro de ella hará unos años. Esa mujer no va a recuperar nunca a su hijo. Lo acaba de ver morir acribillado por la metralla ante sus propios ojos.
A estas personas a las que, ojo, no considero que sean culpables de nada sino más bien se les podría considerar “dormidas” ante todo lo que ocurre (no es culpa suya, reaccionamos de manera distinta ante lo que nos rodea), les invitaría a sentarse y reflexionar. Apagar todos los aparatos electrónicos y apartarse de cualquier persona para estar a solas con sus cerebros. Solo así podrán reflexionar de verdad. Ahora bien, queridos “dormidos” (si consideráis que sois alguno de esos): ¿qué pensaríais si ahora mismo España estuviera en guerra y ante vuestros brazos tuvierais el cuerpo aún caliente de vuestras madres, acribillada cruelmente. Tendríais ante vuestros ojos el inerte trozo de carne de la persona que os trajo al mundo, esa persona de la que guardáis tantos lindos momentos de la tierna infancia, momentos que sin duda se os estarían viniendo a la mente con la evidente idea de que ya no van a volver a repetirse. Sólo de pensarlo, al menos a mí, se me ponen los vellos de punta y me entran ganas de pedir al destino que nunca ocurra eso.
Lo que quiero decir con este siniestro ejemplo es que, tal vez, lo que estamos es faltos de realidad. Quizás, aunque sólo fuera reflexionando, deberíamos impregnarnos de todo lo que nos rodea. Tan fácil como pensar (¡detalladamente!): ¿y si esto me ocurriera a mí?

El verdadero problema de esas personas del sofá reside en la idiotización. Tendemos a pensar: ¿para qué voy a salir de aquí, con lo a gusto que me encuentro en mi sofá viendo mi tele que yo mismo he luchado por conseguir para luchar por los problemas de otros? Bien amigos, lo que os voy a decir va más allá de las religiones y los mensajes de “luchar por el prójimo” que estas promueven: hay que salir a ayudar a los otros porque precisamente el mundo está pidiendo ayuda a gritos.
Pero como digo, estamos idiotizados. Idiotizados por unos titiriteros que nos quieren así. Mientras estemos conformes con todo lo que hemos conseguido no estaremos dando por saco mientras los adultos hacen sus cosas de mayores ahí fuera.
Tenemos que darnos todos cuenta, y esto se logra lanzando mensajes a quienes nos rodean, de que la situación real es ésta y estamos cayendo en su trampa.

En fin, no me dejo llevar más. Sólo espero que este mensaje haya despertado algo en vuestro interior. Dudo que a la mañana siguiente me levante con las calles de mi ciudad clamando paz, irrumpiendo en mis sueños con tales buenas noticias. Pero no obstante, me llenaría de felicidad saber que algo ha llegado a vosotros y que he despertado aunque sea la más ínfima de las ascuas en vuestro interior.

Para derrumbar una montaña ha de caer siempre la primera piedra, el resto vendrá detrás. Pero si no hay primera piedra no hay caída.

Espero que os haya hecho reflexionar como a mí me lo ha hecho el escribir mis pensamientos.

Salu2

miércoles, 28 de agosto de 2013

Siguiendo a un dibujante de diez

Hola a todos, queridos lectores. Si ahora mismo pronunciase el nombre de “Juan Francisco Casas” y os mirara fijamente a los ojos esperando recibir una respuesta en vuestra mueca probablemente obtendría como respuesta un rostro de desconocimiento absoluto sobre lo que estáis oyendo.

No os preocupéis, no tiene nada de malo no conocerlo. De hecho, hasta hace pocos días yo no conocía su nombre tampoco, pero sí su trabajo. Y realmente eso tendremos en común entre nosotros, queridos lectores. Si ahora os dijese “el tío que dibuja fotografías a gran tamaño con bolígrafos Bic como única herramienta” vuestra mueca cambiaría radicalmente y probablemente la mía también, dejando entrever una ligera sonrisa.

Así es. Aquel hombre, español, que en su tiempo se hiciera conocer en la red por su trabajo ha sido mi fuente de inspiración para mi último dibujo. Realmente mis años de aburridas y largas clases de secundaria y bachiller me dejaron tiempo de sobra para probar a hacer algo con el susodicho bolígrafo, que siempre fue mi elección favorita para la escritura. Y, teniéndolo en la mano, ¿por qué no probar? Ya conocía técnicas para colorear con rayado y hacer distintas tonalidades de luz usando el bolígrafo, así que sin más dilación me dispuse hace unos días a encarar este proyecto.

No he convertido este trabajo en un capítulo del “Bloc de Wemento” porque me ha ocupado bastante tiempo (concretamente unas nueve horas divididas entre tres días). Por mucho que redujera la duración pasando el vídeo a mayor velocidad igualmente no iba a poder grabar tantas horas de dibujo por la sencilla razón de que ni me duran tanto las baterías ni mis memorias externas soportarían tantos minutos de grabación (tengo que cambiar eso).

Pero bueno, más que de mi propio diseño quería hablaros del trabajo de J.F. Casas.

Realmente tiene un mérito sorprendente lograr el efecto que este artista imprime a sus diseños, ya que con sólo usar bolígrafos Bic consigue dar a sus dibujos un aspecto tan real que incluso asusta. Con sólo utilizar rayas en diferentes direcciones, combinándolas entre ellas para dar zonas de mayor o menor densidad según la intensidad lumínica consigue dotar de vida todo aquello que toca. Siempre ha sido una asignatura importante en el dibujar el estudio de luces y sombras. Saber cómo actúa la luz e intuir las sombras que proyecta es un plus muy potente a la hora de hacer un dibujo.

Como podréis ver en la figura, mi diseño no compite ni por asomo con los del señor Casas. Si hablásemos en términos de imágenes digitales podríamos decir con total certeza que los diseños de este hombre son de mayor resolución que los míos, sin ninguna duda. Mientras que yo cuidaba con detalle las hojas de un árbol lejano (sin llegar a pintarlas con exactitud ni tan siquiera) él se dedicaba a dibujar con precisión milimétrica uno de los laterales de la montura de unas gafas, llegando incluso a realizar las pequeñas inscripciones que en ellas frecuentemente se encuentran.

Está claro que estamos ante un genio (con mucho tiempo libre, todo hay que decirlo) y que hay que admirarlo y seguir sus pasos. De los mejores se aprende y sólo quien toca todos los estilos encuentra realmente el suyo propio. Por eso mismo me declaro públicamente fiel seguidor de Juan Francisco a la par que me enorgullezco de haber aprendido de su estilo.

Sin más que decir os muestro algunos de sus trabajos y finalmente el mío, para que podáis comparar (aunque bueno, ya os he dicho quién gana, ¿no?).

Salu2

 

Trabajos del fenómeno del dibujo, Juan Francisco Casas.

Mi trabajo, ¡en mi famoso bloc de dibujos!

martes, 13 de agosto de 2013

Vuelve el ojito derecho

Hola a todos, queridos lectores. Quería hablaros de una fascinante anécdota que viví ayer.

Seré breve: ayer me disponía a dar una vuelta por el centro con unos amigos. Nada más, una inocente vuelta. No pretendía comprar nada en absoluto.
Sin embargo, sin venir a cuento, me di cuenta que estaba regresando a mi casa nada más y nada menos que con una SNES debajo del brazo.

Simplemente, la explicación de esto es la siguiente: entrando en una tienda de videojuegos en la que disponían de “segundas manos” vi esta preciosidad (por sólo 40 € y con garantía de funcionamiento – ¡y mando! – ). Me enamoré a primera vista (siempre fue mi máquina Nintendo favorita) y el hecho de que llevara la tarjeta de crédito con fondos encima hizo el resto.

Por fin ha vuelto mi ojito derecho al nido. Muchos os preguntaréis: ¿cómo un gamer nintendero de toda la vida no disponía de tal joya en su colección? Realmente la explicación es sencilla. Me despedí de ella por motivos familiares (digamos que la secuestraron) y no volví a verla nunca más. Ni juegos ni nada. Ahora gracias a este casual encuentro vuelvo a disponer de ella, mi favorita.

Adquirí la consola con mando, otro mando por separado y un juego (el Super Tennis) para testear la consola. Todo en regla. Y ya me ha faltado tiempo para comprar por Ebay el mejor juego de la historia: Super Mario World. En unos días me llegará y ya podré volver a pasármelo en la SNES.

En resumen, estoy feliz de la vida. Es como si mi infancia hubiera vuelto de golpe, ¡y además inesperadamente!

Ir a dar una vuelta y volver con la SNES bajo el brazo es algo increíble.

Me espera un buen futuro comprando juegos por internet hasta llenar mi vitrina. Deseadme suerte.

Salu2

lunes, 15 de julio de 2013

Diario de un apocalipsis zombie–Martes 20 de diciembre de 2011


Es cruel, pero alguien tenía que hacerlo.

Una gran verdad, un gran peso para mis ya agotados hombros. Una civilización entera sujeta a una manipulación. Manipulación que yo conocía y ocultaba con recelo para poder vivir al margen de ella. Era un precio a pagar. No sé, a veces pienso que estoy vendiendo mi alma para poder vivir libre en esta vida cruel e injusta.

Hace unos años, debido a la situación económica mundial afectada por una fuerte crisis, nuestro país, con un déficit disparatado, tuvo que recibir préstamos para salir adelante. Préstamos por parte de otras potencias. Pero bueno, me imagino que todos los que vivimos hoy en día conocemos esta situación.
Uno de los países que prestaron dinero a España fue China. Millones y millones que dejaban a nuestro país con una fuerte deuda.

España estableció numerosas maneras de pagar esta deuda. Y una de ellas, quizás la más surrealista, es precisamente el proyecto Odigos.

El proyecto Odigos es probablemente la más cruel de las ideas que ha tenido un ser humano en cuanto al derecho de la libertad. Odigos nos priva de nuestra condición de seres humanos. Nos conduce al borreguismo. Anula nuestro libre albedrío y nos convierte en marionetas a merced de poderosos peces gordos que llenan sus tripas lujuriosamente en el día a día con el sudor de nuestras frentes.

Pero Odigos no es ni la mitad de cruel que esto que me reconcome. Estoy metido en el ajo y conozco este espeluznante secreto pero en lugar de salir ahí fuera y advertir a la confusa y sometida humanidad preferí quedarme oculto entre las sombras con tal de salvarme yo mismo. Eso sumado a mi desesperado intento por salir adelante. Siempre fui un fracasado y siempre lo seré. Y en este caso, le he fallado a la humanidad completa.

Mi anterior trabajo ya me castigaba demasiado mas no obstante mi mujer hacía el resto. Qué arduo y complejo era llegar a casa todas las noches, con el pesar de que un conocido laboratorio químico estuviera experimentando con inocentes animales para poner a prueba diferentes productos cosméticos, a pesar de lo que su almizclada imagen en televisión ofrecía con sus doctores de bata blanca pulcra y sonrisa de algodón, acompañados de frases preparadas y maquilladas hasta tal punto que sentías al oírlas satisfacción plena porque tu país estuviera en unas manos tan firmes.

Esto me tenía castigado. Nunca he tenido una conciencia limpia, siempre alguna sombra ennegrecía todos los rincones de mi corazón sin dejar hueco alguno para un rayo de luminosa esperanza. Laura ya se encargó de hacer el resto.
Ella nunca estuvo satisfecha con mi trabajo. Siempre me veía como un sucio rastrero al que únicamente le importaba tener en mano los cuartos que ganaba, pero no su procedencia. Parecía olvidar que era yo la única persona que mantenía todas las bocas que necesitaban ser alimentadas en casa.

Finalmente se cansó de tener un alma sucia. Un sádico hombre de túnica negra ya se encargó de hacer el resto. Juicio y papelito y desde entonces no volví a verlas nunca. Me había condenado por partida doble. Supongo que este era el merecido castigo por dedicarme a lo que me he dedicado todo este tiempo. Me he arrepentido mil veces desde la primera mueca que puso mi mujer al oírlo. Ya han pasado tres años y no puedo dejar de echarlas en falta. Las lágrimas que he derramado estos años únicamente han servido para secarme más. Cada gota que me recorría la cara me recordaba todo lo estúpido que había sido todo este tiempo. La avaricia rompe el saco y yo, con tal de ganar lo máximo posible, aunque fuera para que ellas tuvieran una buena vida, acabé rompiéndome a mí mismo en mil fragmentos que el tiempo se encargó de esparcir. Por mucho que quisiera ya se habían disuelto y no iba a ser posible arreglarlo. Mi hija, con tan sólo un año, es el único recuerdo dulce que conservo. Pese a la terrible angustia que siento en mis entrañas al extrañarla tanto, me conmueve recordar la última sonrisa que le pude arrancar.

Fue en el juicio. Cuando ya se dictó sentencia todos los allí presentes abandonaron el tribunal. Bajé las escaleras en compañía de mi abogado y mi mejor - y actualmente - único amigo, Federico, quien aguardaba en la puerta, conocedor de la sentencia que me esperaba, con intención plena de animarme como únicamente él sabía hacerlo. Mi mujer recorrió cada uno de los escalones escoltada por su abogado y con Silvia a sus brazos. La miré y ella me miró. Fue un momento único y agridulce. En primer lugar sabía que iba a ser la última mirada que iba a compartir con mi propia hija. Pero por otro lado sabía que ese momento valía oro. Y recé a todo cuanto conocía porque esos maravillosos segundos no transcurrieran jamás. Que todo se detuviera ahí y sólo estuviéramos ella y yo. Pero no fue así. No obstante, le dediqué una última sonrisa, totalmente involuntaria, sacada más allá de lo más profundo de mi ser. Ella, que nunca fue un bebé de sonrisa fácil, pareció interpretar perfectamente la situación y entender que me tenía que devolver esa sonrisa. Y lo hizo. Jamás olvidare esa sonrisa. La más hermosa de las curvas que el hombre pueda haber visto jamás. Agarré el tiempo cuanto pude pero finalmente entraron en el que en tiempo fue nuestro coche y abandonaron las proximidades del juzgado. Jamás he vuelto a verlas. La casa también la perdí. Pero lo más doloroso sin duda, fue perderlas a ellas.

Laura no quería que las visitara. Hablé por teléfono un par de veces más con ella. Le supliqué poder visitarlas. Me lo negó. Vendieron la casa y nunca volví a saber nada de ellas.

Y con medio corazón podrido como única posesión, latiendo ahogadamente en mi interior para darme a vivir unos últimos años agónicos, salí adelante. Con la parte que me quedó y un poco de ayuda de Fede, pude comprar un piso. Mis años de experiencia afianzados por mi título de ingeniero me continuaban abriendo muchas puertas. Pero no fue el camino claro para mí. En lugar de agarrarme de la mano del poderoso caballero don dinero me agarré al curvilíneo cuello de la botella de whisky. Trago a trago fui derrochando todo mi patrimonio y acompañé a mi hígado para que ambos recibiéramos una dura paliza.

Pero irónicamente fue aquel que hundió mi felicidad, tal y como la conocía, quien volvió a tirarme un salvavidas para poder continuar a flote. Así es, la codicia llamó a mi puerta en forma de puesto de trabajo. Una fría tarde de Febrero, perforado por la resaca y con los ojos turbios como charcos de agua en un barrizal, vi aquella carta. Un documento confidencial en manos de un hombre enchaquetado hasta las pestañas sacudió de repente todas mis ideas. Yo le dejé pasar y le ofrecí asiento y algo de café. Él examinó toda la casa antes de por fin decidirse a hablar. Aquella carpeta confidencial no llegué a verla abierta hasta más tarde, cuando ya acepté las condiciones que ese misterioso hombre me planteaba. Se trataba del dichoso Odigos.

Esa tarde, una vez solo de nuevo, no podía saber con certeza si lo que había sucedido horas antes había sido real o si se trataba de un producto de mi imaginación afectada por todo el alcohol ingerido y la continua persecución de las ideas corruptas que hicieron de mi vida un infierno emocional aquella vez.

Mucho café y horas y horas de reflexión. Ese hombre me ofrecía formar parte de un proyecto que tal vez fuera de contaminada índole moral. Me advirtió que una vez aceptara formar parte de él toda la información me sería revelada inmediatamente y podría acceder a muchos secretos de Estado. El precio a pagar es que, fuere cual fuere el proyecto, me tenía que comprometer vitaliciamente a cumplirlo y a formar parte de él. Podría ser cualquier cosa. Tenía ante mí una caja de Pandora. Por último me bastó con mirarme de arriba a abajo y ver el estado en el que se encontraba mi apartamento para tomar la decisión: no tenía nada que perder. Mi vida de por sí ya era un hoyo del que no iba a poder salir de otra manera. Cualquier cosa que me ofreciera aquel engominado agente no podía ser peor que esto.

Finalmente llamé al número que me facilitó el enchaquetado y en cuestión de horas lo tenía ahí mismo una vez más, plantado en mi umbral, con el documento sólidamente sujeto entre sus brazos y su pecho como si de su propio hijo se tratara. Le repetí la oferta de café y asiento y él llevó a cabo el mismo protocolo que realizó esa misma mañana, esta vez con una mayor rigurosidad.

Una vez hubo examinado meticulosamente cada rincón de mi casa, me acompañó en la ingesta del café, que para mí ya era el decimosexto del día, hecho que delataban mis temblorosas manos.

- Parece usted nervioso – me dijo.

- Es curioso que se fije. He tomado ya unos quince cafés. Todo cuanto ha salido de sus labios me ha obligado a pensar, y me parece que cuanto más lúcido estuviera, mejor – le respondí en un alarde de no parecer nervioso pronunciando esas palabras, ya que probablemente pudiera pensar que trataba de ocultar algo que pusiera en peligro la confidencialidad de su visita.

- No se altere, me parece una sabia decisión. Le hemos estado investigando y un hombre en su situación es perfecto para nosotros – dijo, dejando un hueco para un sorbo de café – su situación es trágica y lo siento. Pero un hombre carente de vínculos afectivos o familiares nos facilita mucho más las cosas, supongo que lo entenderá – continuó.

- Sí, lo entiendo – espeté con firmeza, pese a que en ese momento sentí una fuerte violación de mi intimidad. ¿Cuánta información podrían saber de mi vida personal esos malditos cenutrios?

No me sentí cómodo con esas palabras, lo cual me facilitó el decantarme por aceptar sus condiciones. Si ya mis secretos estaban al aire, ¿por qué no conocer yo algunos secretos importantes?

Acabé aceptando la oferta y fue entonces cuando se abrió la susodicha carpeta. Todos los documentos de su interior estaban atravesados por el letrero “CONFIDENCIAL” en un suave color rojo que no dificultaba en absoluto la lectura del mismo. En los encabezados una única palabra seguida de un logotipo que jamás, desde ese momento, iba a olvidar: Proyecto Odigos.

Desde ese momento ya era uno de los suyos. El misterioso agente esperó a que me arreglara y acto seguido, en su lujoso coche negro de cristales tintados y llamativas llantas nos dirigimos hacia el interior de un edificio. Ese edificio a día de hoy es el lugar donde trabajo. En él iba a empezar a labrarme una nueva vida a la vez que iba perdiendo un pedazo de alma con el paso del tiempo. No sabía lo que me esperaba. En ese momento sonreía inocentemente – aunque no lo hacía a vista del agente – sin saber lo que me aguardaba al otro lado. Recuerdo que creía que mi vida había resurgido de sus cenizas, aunque algo de mala espina era evidente que existía en todo esto.

Mi puesto, al igual que en laboratorio químico, consistía en supervisar y mantener toda la maquinaria. Para la parte de supervisión tenía a mi disposición los mejores equipos que jamás había visto. Procesadores de dieciséis núcleos y memorias RAM de un terabyte. Computadoras que a nivel de consumidor nadie podía ni imaginar por aquel entonces. Había oído hablar de los “superordenadores” de algunas grandes potencias, pero sin duda era la primera vez que veía uno. Obviamente estos ordenadores en concreto no existían a ojos de cualquiera que fuera ajeno a Odigos.

 

A día de hoy, más de dos años después, mi alma se sigue desgastando como si fuera un diente de león soplado por una suave brisa asesina. En mi cabeza mi primer pensamiento sigue siendo la pequeña Silvia. Cuatro años de vida y no podría imaginar que aspecto tendría. Pero más me atemorizaba lo que pudiera pensar de su padre años después, ya que es voz populi que todo hijo abandonado acaba experimentando un rencor fermentado por los años de ausencia hacia el pariente que lo abandona.

Mi puesto de trabajo me exigía mucho. La única forma de relajarme consistía en tomar luego unas copas con Fede, quien después de tantos años y tanta montaña rusa emocional que me había visto vivir, seguía ahí al pie del cañón demostrando que una verdadera amistad resiste como acero templado.
Aún a pesar de esta amistad férrea, engañaba todas las noches a Fede. Le hacía creer que nos pillábamos una buena cogorza juntos, cuando realmente no era así. Quien realmente acababa sumido bajo las redes del alcohol era él exclusivamente, mientras que yo fingía estar en estado de embriaguez. Nunca fui alcohólico, no es por eso que evitara consumir alcohol a su lado. Era por el importante peso que tenía la verdad que se ocultaba en mi cerebro. Si una noche, fruto de la inhibición propia de esos brebajes, desvelara cualquiera de esos secretos… Quién sabe lo que podría ocurrir.
Así que realmente mentía a Fede para evitar pronunciar palabras de las que me arrepintiera.

Por supuesto que me sentía fatal por traicionar la confianza de quien había cargado tantos años con semejante lastre. Lamentablemente con esto ya no quedaba ningún hueco del día que me hiciera sentir bien. Toda mi vida es un engaño y sinceramente, no tiene pinta de que todo esto vaya a cambiar.

Todo cuanto oculta Odigos, querido diario y único conocedor de la verdad por mi parte, es una manipulación a nivel español de la civilización. Laboratorios chinos clandestinos instaurados aquí, en Málaga, con el fin de desarrollar un virus neuronal que afecta a la parte del cerebro que se encarga de la toma de decisiones. Con un control previamente programado de esta zona, el gobierno pretende orientar el cerebro de todos los ciudadanos españoles hacia el consumismo a la vez que los volvía completamente sumisos ante cualquier tipo de rebelión. Es decir, íbamos a ser esclavos mentales.

Todos los afectados por este virus iban a convertirse en marionetas. Inocentemente podrían pensar que son libres, pero no era así. Una verdad triste. Aunque también me hacía pensar en que probablemente con anterioridad ya podría haber existido gente como yo, que conocía secretos que nos han afectado sin que los demás lo supiéramos.

 

Hoy es el primer día tras la primera vacunación. El virus se ha introducido en el sistema sanitario español como una vacuna para la hepatitis. En primer lugar había sido distribuido en la provincia de Málaga. Una primera oleada de personas fueron vacunadas ayer. Se ofrecieron en los distintos hospitales de la provincia unas cincuenta mil vacunas para aquellos que la solicitaran en cualquier centro de la seguridad social. La gente, con tal de inmunizarse ante la hepatitis acudió a los hospitales en masa. La operación fue todo un éxito. El virus ha sido implantado en cincuenta mil habitantes que nunca más dispondrían de la capacidad de la toma de decisiones, al igual que cualquier futuro primogénito que pudieran tener, al ser portadores del virus todas aquellas personas cuyos padres también lo fueran.

La razón por la que escribo este diario es para registrar de manera escrita la evolución de todo esto ya que considero que es un importante paso atrás para la humanidad. Cualquier cosa que pudiera suceder a raíz de esto está claro que no puede ser benigna. Si alguien lee esto algún día espero que valore mucho más su cerebro y piense que en el fondo, todo lo que nos rodea puede ser un engaño.

No obstante, mientras yo viva, no permitiré fallar a la confidencialidad de Odigos. Sino quién sabe qué me pudiera ocurrir, querido diario.

De momento es temprano como para aventajar resultados. La primera oleada del virus ha sido instaurada en la población malagueña, pero el virus tardará unas cuarenta y ocho horas en manifestarse. No obstante, pese a lograr el “bloqueo” de estas cincuenta mil personas, los resultados a gran escala de consumo y comportamiento no empezarán a observarse hasta transcurrido bastante tiempo debido a que los sujetos vacunados suponen una cifra escasa comparada con el total, con lo cual no causarán mella en los datos estadísticos que recoge el gobierno para llevar a cabo un estudio del consumo y, por ejemplo, de la criminalidad en la provincia de Málaga.

Por el momento todo ha ido bien en este primer día. Ningún programa ha advertido ningún error en los informes arrojados. Todo el mantenimiento es correcto. Me ha sido fácil hacer hoy mi trabajo. Terminé de preparar los equipos para el turno de noche. Una vez hecho, tomó el relevo Jacobo, un compañero del proyecto que se encarga de la supervisión en este último turno. A la mañana siguiente a las ocho de la mañana vuelvo a coger las riendas de la supervisión mientras que despido a Jacobo con sus habituales ojeras subrayando sus ojos a medio abrir.

Jacobo había sido supervisor en una multinacional de refrescos en el turno de noche, experiencia que haría que otro enchaquetado acudiera a su puerta para pescarlo. Él mismo me hizo conocer esto, aunque debido a mi propia experiencia podría haberme imaginado que Jacobo tendría un pasado cuando menos similar debido a que resulta evidente que los enchaquetados saben más de la cuenta.
Jacobo, además de las ojeras y los ojos medio cerrados, muy característicos suyos, siempre lucía una camisa con bolsillo a medio abrochar dando a lucir bajo ella una camiseta diferente cada día. Las camisetas solían ser de dibujos simpáticos o parodiaban algún título cinematográfico. Sin embargo la camisa tenía un contrato fijo en el torso de Jacobo, como si estuviera cosida a él, lo cual resultaba impresionante ya que nunca llegaba a presentar ninguna mancha o descosido. Siempre iba hecho un pincel pese a que solía comer en el trabajo, algo muy molesto para mí porque a la mañana siguiente siempre me veía obligado a pasar un trapo por el teclado de los supercomputadores para evitar que las teclas deslizaran. Asqueroso.

Una vez cedí el turno regresé a mi casa. Esta vez no tenía ningún mensaje de Fede en el contestador, ni tan siquiera me había mandado un mensaje de texto, prueba suficiente de que esa noche no me iba a tocar fingir borracheras a su lado.

 

A poco tiempo de irme a la cama me vuelve a reconcomer este sentimiento. Mi precio por joderme el alma ha sido librarme de este maldito virus, algo que me hace sentir un poco más libre. No obstante debo evitar compartir fluidos con cualquier portador, ya que esto haría que yo mismo cayera en este sumidero de manipulación. Tembloroso vuelvo a morderme las uñas como otras tantas veces que me he sentido culpable. Ya casi tengo los dedos en carne viva. Me quema aún más pensar que tarde o temprano, en una de estas oleadas o de manera indirecta, tanto mi mujer como mi hija se verán afectadas por el virus. Daría lo que fuera por poder alejarlas de todo esto pero no puedo hacerlo de ningún modo. Sólo me queda rezar por ellas. Por si no fuera poco tres años después sigo haciéndoles daño a distancia. Cada día estoy más muerto por dentro, sólo espero que Dios sepa perdonarme.

Es un trabajo cruel, pero alguien tenía que hacerlo.

lunes, 1 de julio de 2013

Otro proyecto más para la colección: Cómic

Hola, buenas a todos. Como prometí hace escasos minutos en Twitter, os iba a hablar de este nuevo proyecto que también estoy emprendiendo. La verdad es que ya son muchos proyectos y quien mucho abarca poco aprieta, pero creo que es la única forma que tengo de sentirme vivo, aunque muchos de ellos acaben fracasando.

En fin, en primer lugar, cuento con la ayuda de tres socios y por supuesto contaría con la ayuda también de quien me la ofreciera, esto es un proyecto abierto como casi todos de los que dispongo.
El primero de ellos es el archiconocido MrSandman, con quien tengo asociación ya en otros proyectos. Él se va a encargar en el cómic de ayudar con el guión y los textos al igual que el segundo de los miembros cuyo nombre aún no puedo desvelar ya que aún no se ha unido a la comunidad bloguera y carece de alias para ser nombrado. Con lo cual lo dejaré apartado como sorpresa y ya se os desvelará, probablemente esta misma semana, su identidad (limitada).

En cuanto al tercer miembro consiste en una persona que ha contactado con nosotros a través del email en respuesta a la entrada que puse solicitando un colorista para cómics. Se trata de roxas-n-knux-luver quien se encargará de colorear todas las viñetas que le sean enviadas. Ya le he enviado el primer test para probar sus habilidades. En cuanto al dibujo que le he enviado no voy a publicarlo de momento hasta que disponga de la respuesta coloreada. De este modo, cuando disponga de ambos, publicaré una comparación con lo que le fue enviado y el resultado final.

Vuelvo a destacar que este proyecto es totalmente abierto y que por supuesto nuestra colorista necesitará ayuda (colorear todas las viñetas ella sola tiene su tiempo, lo cual supondría un cuello de botella para el proyecto). Cualquiera que quiera puede ofrecerse a ayudar, las plazas siguen abiertas. Eso sí, lo único que voy a exigir es que las técnicas de coloreado que usen los coloristas sean uniformes, debido a que así no canta mucho la diferencia entre dos viñetas estando coloreadas por uno y otro.

Bueno, en conclusión este es el mensaje que quería lanzaros. Como anécdota curiosa, nuestra nueva socia es de Miami, Florida. Es un detalle curioso, la comunicación se lleva a cabo en inglés, aunque no creo que vaya a suponer un problema. Pero está bien esto de tener un proyecto con colaboradores de todas partes.

Ya daré los resultados del coloreado final en cuanto los tenga.

Salu2

miércoles, 12 de junio de 2013

La gran feria del E3

Hola a todos, ¿qué tal estos primeros días de verano? Ya se nota el calor y no sé si será por eso o no pero para mi punto de vista el E3 de este año ha subido mucho la temperatura. ¡Vaya noticiones!

Por supuesto que os hablo de la parte del E3 que corresponde a Nintendo, de los demás sólo he oído que Sony le ha dado un buen golpe a Microsoft y que la Xbox nueva va a ser tan complicada como consola que dudo mucho que tenga futuro. Pero bueno, volvamos al tema de Nintendo que es el que os quiero comentar.

He leído opiniones y por lo general la gente no está muy satisfecha. “Muchos títulos repetidos” dicen. No les falta razón: todos o casi todos los juegos anunciados han sido continuaciones de sagas ya existentes. Pero a mi punto de vista, son esas sagas las que hacen que yo sea fiel “nintendero” y no los títulos de third-partyes que resultan tan monótonos y aburridos (que además raro es que no abusen del género violento). Aunque ojo, no estoy rechazando los juegos violentos. Hay títulos de este género como el GTA o el Call of Duty que son juegazos (los CoD últimamente no me lo están pareciendo tanto).

Pues eso, que a mi parecer esas sagas son la verdadera esencia de Nintendo y además no pierden calidad con los años y siempre las espero con gran expectación porque siempre me vuelven a sorprender.

Sin más dilación voy a hablar de los títulos que he visto que van a hacerse.

En primer lugar, la mejor de todas las noticias: un nuevo Super Smash Bros. saldrá para Wii U y Nintendo 3DS. Y como suele acostumbrar, esta noticia no sólo es buena de por sí sino que además tiene un encanto añadido. Un encanto que para mí esta vez ha sido sinónimo de felicidad extrema: los personajes nuevos. Siempre sorprenden con Newcomers excelentes, pero esta vez ha sido apoteósico, la mejor noticia que me podrían dar. Y es que, desde pequeño, como escribí en Twitter hace poco, siempre mi deseo fue que se unieran a la fiesta personajes de la talla de Banjo-Kazooie, Megaman o Skull Kid. Verdaderos iconos del mundo de los videojuegos y que además encajarían muy bien en este juego. En el caso de Megaman y Banjo-Kazooie esto sería algo complicado ya que no pertenecen a la compañía nipona al ser propiedad de Capcom y RareWare respectivamente. Aunque esto no parecía un problema ya que jugadores como Sonic (de Sega) o Solid Snake (de Konami) ya tuvieron su aparición en esta peculiar saga.
Pues bueno, yendo al grano, de estos personajes se ha cumplido uno: Megaman se une a la partida. ¡Vaya notición! Siempre me ha encantado Megaman y desde pequeño jugaba a sus juegos en la NES. Hace poco sufrió un cambio de imagen (lo cual siempre viene mal porque un personaje clásico es un personaje clásico) pero han decidido respetar su imagen de antaño, con lo cual podremos disfrutar del Megaman de NES en todo su esplendor. No solo eso, sino que también disfrutaremos de la guarida del Dr.Wily como escenario seleccionable y de la posibilidad de elegir entre los distintos accesorios que incorporaba Megaman a medida que iba derrotando jefes finales… ¡sublime!

Además contamos con dos divertidas incorporaciones más: una de ellas es el personaje de Animal Crossing (llamado Villager en el juego) que aparecerá con el cazamariposas y demás objetos del juego. Parecía inocentón pero, como veréis, el tío se las trae. Otra de las incorporaciones es la entrenadora personal del WiiFit. Una idea graciosa aunque no creo que acabe usando mucho ese personaje. Pero bueno, merece la pena echarle un ojo.

El tráiler ya lo tenéis disponible. Os lo pongo aquí para que disfrutéis de él los más adictos a la saga.

Trailer del nuevo SSBB
Megaman se une a la partida
La entrenadora del WiiFit también con una divertida aparición

 

En cuanto a los demás títulos, se ha podido ver que también se va a continuar la saga Zelda con un nuevo título para 3DS. Se trata del “The Legend of Zelda: A Link Between Words” que se anuncia como una continuación del “A Link to the Past”. Este título además parece un juego de palabras que me imagino que acabará queriendo decir que Link será el enlace entre dos mundos… Cosas mías, no me hagáis caso.

Además se va a reforzar un título ya existente: El “Wind Waker HD” aparecerá para WiiU próximamente como una remasterización del mejor juego de todos los tiempos (considerado así por muchas revistas). Supongo que no tendrá mucho nuevo que ver aunque no estará mal ver el Wind Waker en HD. Aún así no pienso comprarlo sólo por eso. O eso creo.

A Link Between Worlds

Wind Waker en HD

 

Continuamos con más títulos de sagas: podremos disfrutar del Mario Kart 8 en Wii U. Así es, el divertido juego de carrera conocido por todo el mundo vuelve al mercado con un nuevo título para la consola de alta definición. Los karts de este año parece que siguen en el estilo de los de años anteriores. Me imagino que habrá objetos nuevos y personajes nuevos (además de circuitos, por supuesto). Únicamente espero que incluyan cuantos más circuitos clásicos mejor, porque eso siempre es muy agradable. Y bueno, en cuanto a los personajes no creo que haya mucho que decir puesto que sabemos que del universio Mario no se van a salir, ¿no? Más o menos podemos hacernos una idea de quiénes van a ser.

Os dejo este tráiler para vuestro deleite.

Trailer del nuevo Mario Kart 8

 

Y bueno, muchos títulos más anunciados en esta saga, tales como Pikmin 3, Super Mario 3D World, Donkey Kong Country – Tropical Freeze, etc. Os dejo los tráilers de esos que os he mencionado y me voy, que ya va siendo hora de acostarse. En fin, espero que os gusten tanto como a mí. Me encuentro tan contento con todas estas noticias que apenas puedo esperar a que salgan ya… ¡y eso que no tengo la Wii U!

Pues nada, espero que os gustara el E3. No pude disfrutarlo en directo al encontrarme en pleno periodo de exámenes, pero he podido ver los títulos más tarde y comentaros un poco sobre ellos porque la verdad que son muy buenas noticias.

Ya me informaré de cómo ha ido también en el mundo de Microsoft y Sony. Ahora toca seguir estudiando. Gracias querido blog por robarme estos minutos de mi tiempo, de vez en cuando viene muy bien soltarse con el teclado.

Nada más, que paséis un feliz verano. Escribiré pronto que tengo muchas ideas en el aire y no quiero dejarlas escapar. Y también os hablaré de un posible éxito en el anuncio de “Busco socio” además de otro nuevo capítulo de “El Bloc de Wemento”. Pero eso son otros temas.

Salu2

Pikmin 3
Super Mario 3D World
DK Country

domingo, 5 de mayo de 2013

El bloc de Wemento. Capítulo 3–Escena bélica

Hola a todos. Lo primero, como siempre, pedir perdón por este parón de motivos académicos que me ha separado de mi blog. Esta vez ha sido menos tiempo pero he estado una o dos semanas sin coger teclado y creedme que yo al menos lo he notado.

En fin, estas disculpas son las de siempre porque siempre me pasa lo mismo. Pero vamos al grano. He querido volver directamente a mi sección de “El bloc de Wemento” porque tenía la vena artística a flor de piel y era la única manera de calmar ambos antojos.

En este tercer capítulo, por variar de material, he decidido realizar un dibujo a carboncillo. Para ello, he elegido un motivo muy concreto: una escena bélica. Concretamente la de un soldado que se acerca sigilosamente a un molino alemán desde una pradera. La imagen es de la Segunda Guerra Mundial, donde el carboncillo juega un papel esencial: de esta guerra todas las fotos de que se disponen (al menos la gran mayoría, porque alguna que otra vez he visto algún documental a color aunque siendo éste muy pobre igualmente. Sinceramente no creo que la guerra sea muy colorida de todos modos) son en blanco y negro. Por tanto ese monotono característico de el carboncillo vendrá muy bien para reflejar dicha imagen en las que ya tenemos de la Segunda Guerra bien grabadas en nuestro cerebro.

He empezado pintando la pradera con un difuminado. En primer plano la parte elevada de la misma en la que se encuentra el soldado y en segundo plano la parte que queda tras la otra donde se encuentran esta vez tanto el molino como un granero. El objetivo de jugar con estos dos planos es muy sencillo: crear una sensación de profundidad donde el sujeto que visualiza la imagen siente la lejanía de las construcciones a la par que ensancha la pradera, dando más sensación de estar al aire libre y de ser una gran extensión de terreno.

Para el soldado he empleado solo el color negro muy oscuro, como si éste se encontrara a contraluz. Mi idea en principio era utilizar el lápiz blanco para dar unos brillos laterales al soldado y a los edificios (y a algunos brillos en la pradera). Pero cuán fue mi sorpresa cuando al intentar aplicar el lápiz sobre el carboncillo no pintaba absolutamente nada. Pido disculpas por esto, por supuesto. Antes tenía un lápiz blanco que sí lo hacía y pensaba que con el que había elegido también iba a pasar.

No voy a darle más vueltas, el resto de detalles se aprecian en el vídeo. Esta vez he decidido variar y no poner temas de la Leyenda de Zelda, como ya prometí en su momento. Para el vídeo he elegido la banda sonora original del clásico “Medal of Honor” (concretamente de los títulos “Frontline” y “European Assault”) que sinceramente creo que encaja mejor.

Pues nada, os dejo con el vídeo. Espero que os guste.

Salu2

Proceso de dibujado de la escena

domingo, 31 de marzo de 2013

El bloc de Wemento. Capítulo 2–Puesta de sol

Muy buenas a todos, lo primero.

Me encontraba ansioso por escribir algo en el blog y por dibujar y he pensado qué mejor que combinar ambos deseos con otro capítulo para mi sección “El bloc de Wemento”. Pues nada, con eso mismo me he decidido lanzar y esta entrada con su contenido multimedia son los frutos de la iniciativa.

Esta vez he optado por un dibujo “a ordenador”, utilizando concretamente la herramienta Photoshop. El entrecomillado se debe a que el dibujo completo se ha realizado por medio de software con el aderezo de que he empleado para el mismo una tableta digitalizadora, por lo que el dibujo es una combinación de dibujo a mano y asistido por ordenador. Nada de ratón por medio.

El vídeo en sí está pasado a cámara rápida y se ha eliminado la parte en la que las hojas se dibujan una a una a mano. El proceso ha sido muy tedioso debido a que tiene unas exigencias de detalle muy elevadas, por tanto he optado por quitar esta parte del vídeo ya que incluso a cámara rápida ocupaba bastante tiempo. Y yo la verdad que de los límites prometidos por Youtube nunca me he fiado.

Para la parte de la hierba he utilizado un pincel de hierba que viene por defecto con Photoshop. El problema es que luego el dibujo recibe un aspecto muy cartoon y le quita la seriedad y el realismo que modestamente pretendo alcanzar. La explicación de haber empleado este pincel es muy sencilla: no tenía ganas de ponerme a dibujar la hierba a mano después de hacer una por una todas las hojas (que si observáis en el dibujo son bastantes). Ya dije en su día que una de mis perdiciones como dibujante, entre otras muchas, es la escasa paciencia que tengo. Cosas como esas hacen que no sea tan bueno dibujando como quisiera, me ha faltado mucha paciencia y perseverancia a lo largo de mi vida y ahora cuesta mucho cogerla.

He empleado en numerosas ocasiones, en el caso de las nubes, la herramienta “Desenfoque Gaussiano” para aportarle a las nubes un aspecto difuminado típico de un cielo relajado, libre de viento al atardecer. El degradado de color que reciben las nubes, siendo más cercano al dorado cuanto más se acercan a la posición en la que se encontraría el sol aporta a la imagen profundidad, dando la sensación de que el astro rey se encuentra en la imagen más allá del horizonte y apenas ilumina con timidez las nubes más lejanas al mismo. Por supuesto he utilizado los colores cálidos típicos de un atardecer. Esta vez la selección de colores, si no me equivoco, ha sido más satisfactoria que en el capítulo primero. Esto se debe a que esta vez he empleado una paleta de colores escogida previamente con mucho cuidado para que los colores entonen a la perfección. Este fue uno de los fallos que tuve la vez anterior, cuando elegí los lápices sobre la marcha y el colorido del paisaje del faro resultó finalmente un tanto extraño.

Una cosa más: perdón por la firma. Vaya churro me ha salido…

Aquí os dejo ya el vídeo (a quien posteriormente sigue el resultado final), espero que lo disfrutéis. Dura escasos diez minutos acompañados exclusivamente de melodías de “The Legend of Zelda”. Para el próximo capítulo prometo no abusar más de este género y cambiar de autor.

Salu2

Vídeo del dibujado de la puesta de sol

domingo, 10 de marzo de 2013

Hyrule Historia en español

Así es amigos, quería compartir esta entrada porque ya por lo visto alguien ha traducido el famoso libro “Hyrule Historia” al español. Era cuestión de tiempo que algún individuo se animara a hacer esto, y ya podemos disfrutar de su traducción.

Para los que no tengan idea de que trata este libro, el Hyrule Historia fue lanzado por Nintendo en el 25 aniversario de la Leyenda de Zelda. el mismo año que lanzaron el título Skyward Sword.
Este libro es una auténtica joya para todos los amantes de la saga, habla de los distintos juegos a la vez que define por completo el enigma de la cronología de la Leyenda de Zelda. Aunque a mi parecer esta cronología se podía deducir aproximadamente, sobretodo después de ver el final de Skyward Sword donde queda todo perfectamente detallado. No quiero hacer spoiler para los que no hayáis llegado al final pero cuando lleguéis comprenderéis a la perfección todo lo que en los demás juegos sucede (si habéis jugado también a todos estos, claro está). La verdad es que toda la historia ahora encaja muy bien y esto me encanta ya que antes lo veía todo tan desordenado que pensaba que la historia no la tenían muy en cuenta. Pero ahora queda claro que esto no es así.

Bueno, no me enrollo más. Disfrutad del libro que merece la pena, yo voy a empezar a leerlo desde ahora mismo. Y nada, que espero que os guste mucho. Obviamente no es el libro tal cual traducido, sino que es un pdf escrito tal cual con la traducción. Tanto el formato original como las imágenes no están incluidas en esta traducción, pero igualmente merece la pena porque la traducción oficial puede hacerse esperar. Y otra cosa, la causa de que el libro comience por la página 68 es que todo lo comprendido entre la página 1 y 67 eran artworks de The Legend Of Zelda que el traductor no quiso introducir, así que no os preocupéis que no se pierde información alguna.

Aquí os dejo el enlace, disfrutadlo.

DESCARGAR HYRULE HISTORIA EN ESPAÑOL

Salu2

jueves, 28 de febrero de 2013

La electrónica y la mente humana


Este es un tema del que prometí que os iba a hablar en mi cuenta de twitter. Me ha parecido muy interesante (he estado leyendo del tema) y os voy a contar por encima las ideas de esta estrecha relación.

Supongo que sería más adecuado empezar por el principio. La electrónica como tal, nació en 1904 con la invención del diodo de vacío (o válvula de vacío) que consistía en un par de terminales en el interior de una válvula de cristal dentro de la cual se creaba el vacío. Esta válvula dejó de utilizarse posteriormente con la aparición de los transistores, que cumplían el mismo efecto con mayor precisión, mucho menor consumo (ínfimo) y menor tamaño. Con el tiempo los transistores irían siendo mucho menores, del orden de la millonésima parte de metro.

Pero el tema no es este, simplemente es una introducción. Lo fascinante de todo esto es el objetivo que desde un principio se planteó la electrónica: imitar la mente humana.
Es algo increíble que el razonamiento humano se pueda reducir al álgebra de Boole. Para quien no sepa de qué se trata esto, el álgebra de Boole consiste en un conjunto con dos elementos (a los que en electrónica se les ha asignado el 0 y el 1) tales que cumplen una serie de propiedades con respecto a dos operadores (+,*). No vamos a entrar en esto pero la idea en sí es escalofriante: con todo lo compleja que puede llegar a ser la mente humana, podemos reducirla a la combinación y operación de dos elementos: el 0 y el 1.

Desde un comienzo el objetivo de los computadores fue imitar la mente humana. Poco a poco la humanidad ha ido avanzando en este objetivo consiguiendo grandes progresos, por ejemplo, a día de hoy el número de transistores que tiene un ordenador personal es ya mayor que el número de neuronas medio de una persona.

Pero, si tenemos menos neuronas que transistores tienen los procesadores, ¿por qué los ordenadores no tienen autonomía o simplemente no son superiores ya a nosotros? Pues la respuesta a esta pregunta necesita de la definición de una nueva “idea” o concepto: la inteligencia artificial (IA).
Muchos habremos oído hablar de la inteligencia artificial, pero no todos saben con exactitud lo que es la inteligencia artificial. Muchos creen que la inteligencia artificial no existe o que no se va a llegar a poder lograr. Todos estos conceptos que tengáis asimilados de la inteligencia debéis borrarlos, porque la inteligencia sí se ha logrado en los computadores.

Dentro de los niveles del raciocinio se distinguen dos (quizás los mayores) que son, por este orden, la inteligencia y la conciencia. He ahí la diferencia entre humanos y máquinas, nosotros hemos llegado a este último nivel, mientras que ellas no. La inteligencia es la capacidad de aprender (de generar información) mediante estímulos externos. Mientras que la conciencia es inteligencia autónoma, es decir, no existe la necesidad de un agente externo que introduzca estos estímulos externos que originan el aprendizaje.
Buena prueba (y además nos será útil como ejemplo para entender esta diferencia) es el conocido Deep Blue. Deep Blue era la máquina diseñada por IBM que se enfrentó a Kasparov en una partida de ajedrez para observar a qué punto se había llegado en el desarrollo de la inteligencia artificial. Bien, pues esta maquinita derrotó a Kasparov a pesar de que éste tuviera una serie de factores a favor al comienzo de la partida. La diferencia entre hombre y máquina era evidente, la inteligencia humana había sido superada por la de un computador. Pero, ¿cómo definimos la inteligencia de Deep Blue por ejemplo? Pues es sencillo, Deep Blue recibió una inteligencia por parte de IBM con la cual era capaz de estudiar los movimientos de Kasparov y registrarlos en su memoria para aprender cosas nuevas, es decir, a medida que Kasparov ejercía más jugadas iba registrando las jugadas y cada vez las probabilidades de éxito del jugador eran mucho menores. Se trata de un sistema realimentado mediante el cual la computadora por sí sola siempre iba aprendiendo algo más y almacenaba información en su memoria para luego acceder a ella en jugadas posteriores y saber con total precisión qué debía hacer para obtener mayor éxito.

Pero si Deep Blue una vez programada aprendía solo, ¿por qué no se considera a esto conciencia? Debemos saber que Deep Blue fue programada por IBM para ir aprendiendo de los movimientos de Kasparov pero por ejemplo, no era capaz de aprenderse el color de la ropa que llevaba puesta el jugador o ni tan siquiera la velocidad con la que movía las piezas. Para que la computadora pudiera aprender todo esto es necesaria una intervención externa, de los programadores en este caso, que le introdujeran un programa para estudiar la velocidad de sus movimientos o el color de su ropa y aprender de todo esto.
Creo que con esto queda bastante clara la diferencia entre inteligencia y consciencia. La consciencia, facultad humana exclusivamente hasta el momento, es un sistema que se retroalimenta igualmente con la salvedad de que no necesitamos que un “programador” externo nos introduzca nuevas maneras de utilizar la inteligencia.

Por tanto, por potentes que estén llegando a ser los computadores, carecen de esta facultad que es lo que haría que fueran seres autónomos en lugar de depender de nosotros.
También resulta increíble toda la electrónica en sí. El hecho de que, con los dos sencillos dígitos con los que se puede simular el razonamiento humano, hayamos evolucionado tanto en una materia tan explotable como es la electrónica es asombroso. Antaño, los primeros computadores que se desarrollaron, como el ENIAC, considerado el primero de la historia, ocupaban plantas industriales enteras y consumían tanto que era necesario apagar momentáneamente las ciudades donde se albergaban para cumplir con la demanda energética que solicitaban en su arranque.

A día de hoy, los ordenadores personales ocupan un rinconcito de nuestras mesas y son del orden del millón de veces más potentes que estas máquinas de antaño, consumiendo por supuesto bastante menos. Vaya, que yo sepa ningún ordenador portátil necesita apagar ninguna ciudad para encenderse, ¿no?
Desde luego será emocionante sentarse a ver esta evolución durante los años que viva uno, quién sabe hasta dónde podemos llegar. A día de hoy todo el mundo cree que ya está todo inventado y que ya no hay progreso en nada. Pero la electrónica está teniendo unos avances bestiales y además es nuestro futuro. Puede que a día de hoy con la situación económica que nos rodea estemos un poco limitados de medios para invertir en I+D pero aún así los progresos siguen siendo desorbitados. No hay más que ver los smartphones, que aunque estemos muy acostumbrados a ellos ya y no nos lleguen a sorprender, realmente son más increíbles de lo que creemos por lo que se ha conseguido comprimir en un espacio físico tan pequeño. Por ejemplo los ordenadores de hace 10 años tenían peores procesadores que los smartphones potentes de hoy en día, ¿no es eso algo tan alucinante como la comparación que hacíamos antes?

Volviendo al tema de la relación electrónica-mente humana, deberíamos comenzar a plantearnos una duda. ¿Llegaremos a simular la consciencia tarde o temprano? De ser así creo que no cabe ninguna duda que podíamos llegar a crear una especie nueva nosotros mismos. Con capacidades bastante superiores a las nuestras, esto podría llegar a ser un peligro. No cabe duda que mientras sólo avancemos en la inteligencia esto no puede llegar a crearnos peligro ya que todo lo que queramos que aprendan estará en nuestra mano. Creando un ser autónomo en cambio, quién sabe lo que puede llegarnos a ocurrir. En el mejor de los casos seríamos domesticados por ellos, por absurdo que pueda parecer ahora.

No nos podemos olvidar de las leyes de la robótica escritas por Isaac Asimov, que son las siguientes:
  1. Un robot no puede causar daño a un ser humano ni, por omisión, permitir que un ser humano sufra daños.
  2. Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, salvo cuando tales órdenes entren en conflicto con la Primera Ley.
  3. Un robot ha de proteger su existencia, siempre que dicha protección no entre en conflicto con la Primera o la Segunda Ley.
Con lo cual, cabe que nos hagamos la siguiente pregunta: ¿creando consciencia podríamos llegar a crear seres que cumplieran estas leyes? Deberíamos reflexionar sobre el tema antes de llegar a más avances en estos ámbitos, ya que podría ser peligroso.

Bueno, con esto me despido, espero que os haya gustado este artículo y que os haga pensar.

Salu2






domingo, 24 de febrero de 2013

Se busca socio

Queridos amigos,

quiero dedicar esta entrada a publicar una especie de anuncio. Sencillamente, que busco un socio para hacer un cómic. Creo que ya otras veces he hablado de esta idea porque es algo que llevo tiempo teniendo en mente.

Mi objetivo es hacer un cómic, con intenciones meramente artísticas (por amor al arte como se ha dicho toda la vida), de forma elaborada y seria. Es decir, quiero hacer un cómic con mis dibujos al estilo serio (que no domino muy bien pero este estilo), con coloreado y delineado decente.

En resumen, el anuncio se resume a que busco colorista, delineante y guionista (aunque esto último no es esencial).

En cuanto al tema del pago, como ya he dicho, hago todo esto por amor al arte así que el que quiera formar parte de esta asociación que se olvide de cobrar salvo en el remoto y complicado caso de que llegásemos a producir dinero gracias al cómic.

Dicho todo esto, animo a aquellos que estén leyendo esto y se interesen por el anuncio a que dejen un comentario aquí mismo o me contacten por email a la dirección wemento@gmail.com.

Aquí concluye el anuncio, me despido de vosotros. Animaos que podría llegar a surgir un proyecto divertido y vistoso.

OJO: El requisito mínimo es que vuestro trabajo como colorista o delineante sea adecuado para mi gusto, no me vale cualquier coloreado, por ejemplo, ya que intento que el cómic tenga el mejor aspecto posible. En cuanto a los guionistas, me basta con leer una idea de guión que me presentéis para ver si me convence, aunque no creo que elija ningún guionista ya que yo tengo ya en mente ciertas ideas, que lejos de ser buenas o malas, son ideas que quiero plasmar.

Salu2

domingo, 17 de febrero de 2013

Otro divertido juego para smartphones o Iphone

Hola a todos, ha pasado un tiempo ya desde que escribí mi anterior entrada pero ha sido debido a que estaba de nuevo en ese fatídico mes del año al que llamamos Febrero. Todos los que estéis cursando estudios universitarios sabréis de lo que os hablo.

Vengo a hablaros de un entretenido juego online para nuestros dispositivos móviles como ya hice anteriormente en otra entrada. Esta vez se trata del “Draw Something”.

El Draw Something no es más que el Pictionary de toda la vida (ya conocéis la manía de los programadores de darle nombres diferentes a los juegos de siempre, aunque más que manía es por motivos legales). El juego en sí es una chorrada, pero resulta agradable de ver y de utilizar y además es muy entretenido (y más si te gusta dibujar).

Al Draw no se juega entre dos parejas, se juega con otra persona (a la que puedes buscar o elegir aleatoriamente) y el juego os plantea una serie de palabras para escoger. La persona que dibuja será la única capaz de ver la lista de palabras, las cuales tendrán más o menos dificultad (siendo las de mayor dificultad las mayormente bonificadas, como resulta obvio, con monedas que luego permitirán al usuario adquirir nuevos colores para sus dibujos). Una vez elegida la palabra toca hacer el dibujo. Tras hacerlo y enviarlo, toca el turno del siguiente jugador, que recibirá en su pantalla un vídeo del proceso de dibujado y tendrá una serie de letras para formar la palabra a adivinar. Una vez adivinada llegará su turno de dibujar y el proceso se repetirá continuamente de esta manera hasta que uno de los dos jugadores se rinda adivinando. No hay límite de tiempo ni han de estar ambos jugadores conectados para jugar.

El caso es que, como valoración personal, este juego me resulta muy divertido además de ser sencillamente entretenido, porque la cantidad de caminos que se pueden tomar para representar un dibujo es muy amplia. Muchas veces, al ver los dibujos de tus amigos, puedes acabar riéndote como un loco por lo absurdo que puede llegar a ser.

Bueno, no os cuento más, os dejo una captura de pantalla de una partida mía y espero que lo disfrutéis los que os lo queráis bajar. El juego está disponible tanto en Android como para Iphones/Ipod, aunque bien es cierto que requiere el uso de algo de memoria así que para los smartphones de baja gama este juego no rendirá como es debido y puede resultar molesto hacer un dibujo.

Aquí concluyo ya. No se si me dejo algo, probadlo, que merece la pena.

Salu2

miércoles, 2 de enero de 2013

¡Feliz año 2013!

Buenas a todos, quería escribir como prometí para felicitar la llegada de este nuevo año, el 2013, que tanto promete y tanto nos va a traer.

Puede que la situación económica no sea más estable y más después de la noticia que nos llegaba de EEUU, pero la vida es más que eso y si bien podemos pedir algo al 2013, que claro está que no va a ser una situación económica estable, es plenitud, felicidad y sobretodo una mejor realización de nosotros mismos. Este año va a estar repleto de todas esas cosas, ya lo veréis.

Antes que nada, disculpad que no haya felicitado el año en su día. Estamos a 2 de enero, un día tarde para felicitarlo, pero esto ha sido debido a que no he tenido oportunidad de escribir la entrada. De todos modos, esta felicitación es igualmente válida aunque llegue tarde.

En conclusión, reduciéndome al mensaje en  cuestión, os deseo un feliz año 2013 a todos y espero de corazón que este pasado año 2012 haya sido satisfactorio para todos vosotros pese a los problemas económicos que anteriormente citaba. No tengáis ninguna duda en que este año va a ser bueno para todos. Este blog en particular (mi ojito derecho de todo internet, por así decirlo) resucitó hace poco tiempo y va a darme mucho juego para seguir con mis proyectos y poder lanzar a la red todo aquello que me plantee por crear. Este 2013 va a estar plagado de “iluminaciones” y seguro que avanzo bastante con los proyectos que tengo en mente.

En fin, nada más, simplemente quería dedicar esta entrada a todas las personas que me leen. ¡FELIZ 2013 A TODOS!

Me despido, no hasta dentro de mucho tiempo.

Salu2